El Reino de Dios vs. el Reino de Satanás
Lourdes Pinto — 2 de diciembre, 2021


¿Cuáles son los puntos culminantes de la batalla decisiva del presente que vivimos?

¿Qué época viene después de la batalla decisiva ganada por unos pocos fieles?

¿A qué advertencias debemos estar atentos?

La batalla decisiva: El Reino de Dios contra el reino de Satanás
Notas del cenáculo 2/12/21
 
 
21/11/21  
Fiesta de Cristo Rey 
Hoy la Iglesia celebra a Cristo Rey. Le dije a Pilato que Mi Reino no es de este mundo. Mi Reino está en el cielo en perfecta comunión con Mi Padre y el Espíritu y con todos los ángeles y santos. Mi Reino es amor, un amor de entrega total al otro y de total receptividad del otro. Este dar y recibir de amor puro e inmaculado es Dios. Mi Reino pertenece a cada alma que entra en esta comunión de amor (Dios) por medio de Mi Cruz. El camino para entrar en este Reino es Mi Amor crucificado. Como vuestro Rey crucificado, llevando Mi corona de espinas, revestido con las heridas de la humanidad y cubierto con la Sangre de Mi real (sacerdocio), os revelé (a la humanidad) el camino a mi Reino en los cielos. Solo las almas que Me adoran como su Rey crucificado y que desean entrar y vivir siendo uno conmigo en la tierra en Mi Amor crucificado vivirán Mi Reino en el cielo en la tierra. La unión con el Rey crucificado es el único camino a la comunión en la Trinidad en la tierra. Este es el Reino que vine a establecer en la tierra. Perseverad durante el tiempo de la gran devastación y viviréis Mi Reino así en la tierra como en el cielo. 
 (Le pregunté al Señor cómo perseverar específicamente con los problemas de la vacuna y los mandatos...) 
 Muchos han recibido la vacuna para evitar el sufrimiento, otros porque se aferran a sus muchos apegos, otros por ignorancia, pero la mayoría porque no buscaron seriamente Mi Voluntad y se dejaron arrastrar por las muchas fuerzas de las tentaciones de Satanás.  El miedo en los corazones de la multitud ha salido a la luz. Este miedo revela la falta de amor por Mí en el corazón de la gran mayoría de las almas, un amor enraizado en la humildad, la intimidad, la pureza, el abandono, la confianza y el desapego, por eso, el ladrón llegó inesperadamente y pudo entrar a sus hogares (corazones) y oscureció sus almas para no reconocer los signos de los tiempos. Pocos, pequeña Mía, perseverarán durante este tiempo de total oscuridad que Dios permite como su justicia. Permanece en silencio y oración y tú junto con mi remanente fiel participaréis conmigo estableciendo Mi Reino en la tierra. No cedáis, bajo ninguna circunstancia, al engaño de Satanás. 
 (¿Y respecto a los sacerdotes para poder administrar los sacramentos?) 
 ¿Acaso Pedro y Pablo siguieron las órdenes de los líderes religiosos cuando se les dijo que dejaran de predicar Mi Camino? Mis sacerdotes nunca han de unir fuerzas con la maldad de Satanás para justificar su ministerio. Ellos también deben perseverar siendo uno conmigo en mi crucifixión durante el tiempo de gran oscuridad. Ellos también deben estar dispuestos a sufrir la injusticia de ser despojados de sus facultades como Yo fui despojado de toda Mi gloria, y esta unión de sufrimiento Conmigo, el Rey crucificado, producirá Mi Iglesia purificada. Pequeña Mía, como madre con María y Mi esposa, tienes la responsabilidad de ayudar a muchos a perseverar durante el tiempo de gran oscuridad hablando y viviendo en Mi verdad. No dudes en compartir estas palabras. Ve en paz a vivir la verdad de quién eres siendo uno conmigo, tu Rey crucificado. 
I.          Tienes la responsabilidad de ayudar a muchos a perseverar durante el tiempo de gran oscuridad hablando y viviendo en Mi verdad.
1. La verdad del reino de Dios
 
a.   Mi Reino es amor, un amor de entrega total al otro y de total receptividad del otro. Este dar y recibir de amor puro e inmaculado es Dios. Mi Reino pertenece a cada alma que entra en esta comunión de amor (Dios) por medio de Mi Cruz. El camino para entrar en este Reino es Mi Amor crucificado.
Mateo 7:21 “No todo el que me dice “Señor, Señor” entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” 
Como vuestro Rey crucificado, llevando Mi corona de espinas, revestido con las heridas de la humanidad y cubierto con la Sangre de Mi real (sacerdocio), os revelé (a la humanidad) el camino a mi Reino en los cielos. 
Solo las almas que Me adoran como su Rey crucificado y que desean entrar y vivir siendo uno conmigo en la tierra en Mi Amor crucificado vivirán Mi Reino en el cielo en la tierra.
 La unión con el Rey crucificado es el único camino a la comunión en la Trinidad en la tierra. Este es el Reino que vine a establecer en la tierra.
 Perseverad durante el tiempo de la gran devastación y viviréis Mi Reino así en la tierra como en el cielo.
 
b. La Verdad sobre la batalla para traer Su Reino
19/11/21 
Mi Reino se establecerá mediante el poder de Mis pequeños 
Dios Padre: 
Yo, el Dios de cielos y tierra, destruiré a todos los enemigos de Dios por medio de
Mis pequeños que poseen la fuerza de la fe perfecta en el Dios Todopoderoso. Yo, desde el principio de los tiempos, he utilizado a mis pequeños para confundir a los poderosos del mundo. No será diferente en la gran batalla decisiva que ahora ha comenzado. Yo, el Dios de cielos y tierra, he estado preparando Mi ejército para la gran batalla que limpiará Mi Santuario y el mundo, y traerá Mi Reino así en la tierra como en el cielo. Alégrate, porque Mi granito de mostaza es parte de Mi gran ejército. Ten valor porque tú también has llegado a creer en el Dios que te ama y envió a su Hijo unigénito para ser un sacrificio santo por ti. Mi Reino se establecerá por medio del poder de Mis pequeños que se han unido al perfecto y santo sacrificio de Mi Hijo. La fe de Mis víctimas puras de amor, pasadas, presentes y futuras, es el poder de Dios que derrotará a los enemigos de Dios y marcará el comienzo de Mi Reino de Amor Divino. Confía en todo lo que se te ha dicho y continúa compartiendo estos mensajes con los pocos que estén dispuestos a recibirlos. Los caminos de Dios no son los caminos del mundo. 
c.   La Verdad sobre el Reino del Inmaculado Corazón de María siendo uno con el Reino del Espíritu Santo
 
21/4/21
La era del Espíritu Santo se acerca
Aún no se conoce al Espíritu Santo, pero se acerca la era del Espíritu Santo. Es uno con la Encarnación de Jesús en la tierra. La encarnación se lleva a cabo mediante el poder del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es el Espíritu del Padre y del Hijo; son inseparables. Cuando Jesús se encarna en el vientre de María, el Espíritu Santo está presente como uno en Cristo. Es a través de la Encarnación que María recibe la plenitud de la Trinidad. Ella es la primera en vivir el Reino de los Cielos en la tierra. La Encarnación de Jesús trae la (morada) mística de la Trinidad en la tierra. Esta realidad del Espíritu Santo aún no se conoce, sin embargo, es la realidad de que los santos de Dios de los últimos tiempos vivirán para propiciar en el mundo el Reino de Dios.
La Inmaculada Concepción y el Espíritu Santo
La Inmaculata está tan unida al Espíritu Santo que realmente no podemos captar esta unión. Pero al menos podemos decir que el Espíritu Santo y María son dos personas que viven en una unión tan íntima que tienen una sola vida. (p.43 del libro en inglés)
Aquí se esconde un misterio maravilloso: el misterio de la presencia de una Persona divina en una criatura asumida de forma total, hasta las raíces mismas de su ser, bajo su control y para siempre. (p.42 del libro en inglés). Esto nos ayuda a comprender la ENCARNACIÓN MÍSTICA.
23/7/21 
Perfecta obediencia a la voluntad de Dios
  
Pero al permitirle al Espíritu Santo que posea tu voluntad unida como una conmigo, tú
Madre, por medio de la perfecta obediencia a la voluntad de Dios, el amor triunfará, y soy yo, la Inmaculada, y el Espíritu Santo los que triunfarán. Así, el reinado de mi Inmaculado Corazón y el nuevo Pentecostés se cumplirán en ti y la misión de Dios aumentará su fecundidad. 
Pequeña mía, solo el amor puede ganar esta batalla y traer el cumplimiento del triunfo de la muerte y resurrección de mi Hijo. Solo el amor purificado en el fuego de la Santísima Trinidad puede y traspasará a Satanás y lo arrojará al infierno con todos sus dominios… Te estoy atrayendo a mi Inmaculado Corazón para ser consumida en el fuego del Espíritu Santo, mi Esposo…
15/agosto/21
Fiesta de la Asunción, mi consagración a María y al Espíritu Santo
… Tu unión ahora con María, siendo uno con el Espíritu Santo, te prepara para enfrentarte a Satanás y sus principados en su victoria, porque ella es la Reina Madre que ha derrotado al dragón en su perfecta unión conmigo, su amado Hijo. Es a través de su poder en el Espíritu Santo que lucharás la gran batalla…
La Inmaculada Concepción y el Espíritu Santo - p 85 del libro en inglés
2.   La verdad sobre el reino de Satanás
a.   El de Satanás es el reino en expansión del comunismo global, el nuevo orden mundial.
10/septiembre/11
PROFECÍA NUEVO ORDEN MUNDIAL
Quiero que se utilice la página web de AC para ayudar a formar a Mis mártires de amor para la batalla decisiva que tenemos entre manos. Habrá llantos y rechinar de dientes, confusión y desesperación masiva. Este estado del mundo abrirá las puertas al nuevo orden mundial y entonces comenzará el tiempo de gran oscuridad y persecución para todos Mis seguidores.
10/abril/2012
Cruzada de almas víctimas
Satanás está obrando para traer su nuevo orden mundial de destrucción, pero Mi cruzada de almas víctimas poseerá el poder de Dios para aplastar la cabeza de Satanás. Sois el talón de la Reina de Cielos y Tierra.
 
1/abril/21
Pequeña Mía, cree que Mi pasión en la Cruz y Mi crucifixión interior ha obtenido un nuevo orden mundial, no el orden de la destrucción de Satanás, sino el orden del Amor Divino vivido en la Voluntad de Dios.
 
b.   Papa Benedicto XVI, abril 20, 2011
La cuestión es en qué consiste esta somnolencia, en qué consistiría la vigilancia a la que el Señor nos invita. Yo diría que la somnolencia de los discípulos a lo largo de la historia consiste en cierta insensibilidad del alma ante el poder del mal, una insensibilidad ante todo el mal del mundo. Nosotros no queremos dejarnos turbar demasiado por estas cosas, queremos olvidarlas; pensamos que tal vez no sea tan grave, y olvidamos. 
Y no es solo insensibilidad ante el mal, mientras deberíamos velar para hacer el bien, para luchar por la fuerza del bien. Es insensibilidad ante Dios: esta es nuestra verdadera somnolencia; esta insensibilidad ante la presencia de Dios que nos hace insensibles también ante el mal. No sentimos a Dios —nos molestaría— y así naturalmente no sentimos tampoco la fuerza del mal y permanecemos en el camino de nuestra comodidad. 
La adoración nocturna del Jueves Santo, el estar velando con el Señor, debería ser precisamente el momento para hacernos reflexionar sobre la somnolencia de los discípulos, de los defensores de Jesús, de los apóstoles, de nosotros, que no vemos, no queremos ver toda la fuerza del mal, y que no queremos entrar en su pasión por el bien, por la presencia de Dios en el mundo, por el amor al prójimo y a Dios.
 
www.va+can.va/content/benedict-xvi/es/audiences/2011/documents/hf_benxvi_aud_20110420.html.  
c. El gran engaño
Satanás es el príncipe de las mentiras.
¿Cuáles son algunas de las mentiras?
  • La vacuna nos protegerá de ser infectados con el Virus del Covid.
  • Solo a través de la vacuna se producirá la "inmunidad colectiva"
  • La vacuna es segura. VAERS (sistema de notificación de efectos adversos de las vacunas)
  • Los no vacunados están propagando el virus.
  • Encierros, tapabocas…
  • Los niños necesitan ser vacunados para su protección y la de la sociedad.
¿Cuáles son los frutos de estas mentiras?
  • El miedo
  • el control a través de los mandatos
  • Pérdida de la libertad
  • Segregación/División
  • Censura
  • Las personas no pueden viajar ni ir a lugares públicos sin la tarjeta verde.
  • Los médicos han perdido su derecho a recetar medicamentos y tratamientos de acuerdo con sus conocimientos y experiencia profesionales.
  • En muchos países, se ha hecho imposible el acceso a medicamentos importantes como la ivermectina y la hidroxicloroquina, incluso por prescripción médica, lo que ha provocado la muerte y el sufrimiento de muchos.
  • Las grandes empresas farmacéuticas han ganado un mayor control
  • Australia vive ahora bajo el nuevo orden mundial de Satanás
  • Austria, Alemania, la República Checa... Han comenzado la persecución de los no vacunados obligándolos a permanecer en sus hogares, mediante arresto domiciliario, a través de la policía.
 
Satanás ha usado las mentiras sobre el COVID y la vacuna para abrir el camino al control total de la humanidad. Este control total, el nuevo orden mundial, impondrá una mayor fuerza para hacer que la gente acepte la agenda de Satanás, la "cultura de la muerte", el "anti-evangelio", del aborto, la eutanasia, la ideología de género, la teoría crítica de la raza, la supremacía blanca, el adoctrinamiento de nuestros niños en las escuelas, que ya ha comenzado, y mediante la mentira del “cambio climático” el control de la industria, el petróleo, etc.
En el segundo párrafo del mensaje, Jesús resume todas las razones por las que la gente cede a la mentira:
  • Evitar el sufrimiento
  • Aferrarse a los apegos
  • Por ignorancia
  • La falta de un discernimiento serio para buscar la voluntad de Dios
  • El miedo que revela la falta de amor por Él, un amor enraizado en la humildad, la intimidad, la pureza, el abandono, la confianza y el desapego.  
     
Y después Jesús explica la consecuencia del miedo: el ladrón llegó inesperadamente y pudo entrar a sus hogares (corazones) y oscureció sus almas para no reconocer los signos de los tiempos.
Permanece en silencio y oración y tú junto con mi remanente fiel participaréis conmigo estableciendo Mi Reino en la tierra. No cedáis, bajo ninguna circunstancia, al engaño de Satanás.
d. El tercer párrafo se refiere a la pregunta de que los obispos les digan a los sacerdotes que se tienen que vacunar: 
¿Acaso Pedro y Pablo siguieron las órdenes de los líderes religiosos cuando se les dijo que dejaran de predicar Mi Camino? Mis sacerdotes nunca han de unir fuerzas con la maldad de Satanás para justificar su ministerio. Ellos también deben perseverar siendo uno conmigo en mi crucifixión durante el tiempo de gran oscuridad. Ellos también deben estar dispuestos a sufrir la injusticia de ser despojados de sus facultades como Yo fui despojado de toda Mi gloria, y esta unión de sufrimiento Conmigo, el Rey crucificado, producirá Mi Iglesia purificada. 
 
Pequeña Mía, como madre con María y Mi esposa, tienes la responsabilidad de ayudar a muchos a perseverar durante el tiempo de gran oscuridad hablando y viviendo en Mi verdad. No dudes en compartir estas palabras.
3.  UNA ADVERTENCIA para AC
9/11/21
Satanás intentará destruirte a ti y a Mi comunidad de Amor Crucificado
Pequeña mía, presta atención a los signos de los tiempos. Corres un gran peligro. Satanás intentará destruirte a ti y a Mi comunidad de Amor Crucificado. Debes permanecer en profundo silencio para que yo pueda guiarte en estos tiempos peligrosos. Une a Mi comunidad al pie de la Cruz con María. Solo el Espíritu Santo puede prenderte fuego como una oblación ardiente de dulce incienso al Padre. Este holocausto y sacrificio santo será recibido y bendecido por el Padre para ayudar al mundo durante estos tiempos oscuros… Es un tiempo de reclusión en oración y silencio con María preparando al mundo para el nuevo Pentecostés.
¿Cómo estamos siendo atacados individualmente y como comunidad?
  • Las situaciones llevan a las almas a lo hondo de su herida> oscuridad> aislamiento> evitar el acompañamiento espiritual
  • Como comunidad, a través de la murmuración, especialmente a través de las enseñanzas que Padre Jordi y yo hemos dado sobre los signos de los tiempos. Satanás ha usado esto para traer división, confusión y dudas con respecto a la voz de Dios que ha estado guiando a este granito de mostaza durante años.
     
Juan 6: 60-61: ”Muchos de sus discípulos, al oírlo, dijeron: «Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?». Sabiendo Jesús que sus discípulos lo criticaban, les dijo: «¿Esto os escandaliza?”
Juan 6:63-64:  Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y, con todo, hay algunos de entre vosotros que no creen».
Atrás