Mensajes de Jesús y María a Amor Crucificado

Llamada Urgente a entrar en la Batalla Feroz

6/6/20 1er sábado de junio Cenáculo de las MOC

 Jesús pronunció estas palabras en mi corazón a todas las MOC: 

Ha llegado el momento en que los principados de las tinieblas consumirán la tierra; El terrible día del Señor. Los demonios no tienen poder sobre ustedes y Mis seguidores. Mis madres (MOC) deben recordar que durante estos tiempos oscuros, sus oraciones vividas con perfecta confianza en Mí tienen el poder de ayudar en la protección y salvación de muchas almas que de otro modo estarían destinadas al infierno. La batalla es feroz, pero pequeña Mía, tú sostienes la Espada del Espíritu. Sus corazones purificados, vaciados y formados como Mis víctimas de amor puro, uno con Mi Madre Dolorosa, es el poder de Dios para arrojar al infierno los principados de la muerte. Entréguense a la oración y al silencio siendo Mis guerreras preparando y salvando almas, porque el momento del juicio está sobre el mundo. No pierdan el tiempo con cualquier frivolidad porque la batalla decisiva ha comenzado. Oren, oren, oren, oren sin cesar, porque sus oraciones, como una con la de Mi Madre, tienen gran poder ante el trono de nuestro Padre. Él oye el grito de los pobres.

 María: Pequeña Mía, soy yo, tu Madre. Mi deseo hoy, en este primer sábado de mes, es adorar a Mi Hijo con ustedes (en plural) en (ante) esta custodia. Representa la verdad de cómo se ganará esta gran batalla, y el Reino de Dios establecido en la tierra. La Sangre de Mi Hijo unida a la Mía y a la sangre pura de los mártires a través del poderoso impulso del Espíritu Santo se derramará sobre la tierra para traer una nueva creación. El Corazón de Mi Hijo (Eucaristía) está en el centro de la Cruz, el cáliz que representa Mi Corazón y cada alma que se une a Mi Inmaculado Corazón al pie de la Cruz se convierte en un sacrificio de amor con el Espíritu Santo al Padre. Este impulso del Amor Divino limpiará el sacerdocio de Dios y purificará la faz de la tierra. Permanezcan pequeñas, inocentes, puras, sencillas, recogidas, silenciosas y en oración continua conmigo. No tengan miedo porque estoy con ustedes. Oren conmigo por la salvación del mundo.

Amor Crucificado

Comunidad Católica