top of page

LA VIDA OCULTA DE UNA MADRE DE LA CRUZ
TIENE EL PODER DE DIOS

Una llamada de Dios para formar a Sus almas víctimas para estos tiempos decisivos

 

⁓⁓ 2010 ⁓⁓

Otros años

ENERO 2010

 

29/enero/2010

Reza sin cesar

     María: Hija Mía, reza, reza, reza. Sé cuánto amas estar en oración ante Mi Hijo en el Santísimo Sacramento, pero deseo que ores sin cesar. Permite que cada una de tus palabras, pensamientos y acciones sean una oración. De esta manera llegarás a conocer las inspiraciones y susurros del Espíritu Santo y vivirás en paz.

 

29/1/2010

El mundo depende de espadas, misiles y armas, pero esta batalla decisiva será ganada por la Cruz

     El mundo depende de espadas, misiles y armas para ganar batallas, pero esta batalla decisiva será ganada por la Cruz. Mis almas víctimas uniéndose a Mi amor crucificado liberarán al mundo de la esclavitud y la oscuridad de Satanás.

 

FEBRERO 2010


1/2/2010

Mis sacerdotes deben unirse a Mi Amor Crucificado para recibir todo el poder del Espíritu Santo.  

     Profecía las 3:00 PM, Hora de la Misericordia, mientras rezaba la Coronilla ante Jesús Sacramentado:

     No necesitas entenderlo todo (todo lo concerniente al plan de salvación de Dios); lo que necesitas entender claramente es la misión que te he confiado. El tiempo de Mi Misericordia está llegando a su fin muy pronto, y entraréis en el tiempo de las tinieblas. La vida, tal como la conocéis ahora, llegará a su fin. Es en este tiempo de oscuridad que Mi ejército de Santos Sacerdotes volverá los ojos de Mi pueblo hacia la Cruz. Ellos guiarán a Mi pueblo a través del estrecho pasaje para unirse a Mi Amor Crucificado. Es a través de este Calvario colectivo que Mi santo ejército de sacerdotes, junto con los fieles laicos, se unirán con Mi Madre en la Cruz. De esta unión de almas Conmigo en la Cruz fluirá el Espíritu Santo sobre la tierra como un manto de luz. Es entonces, a partir de la iluminación del Espíritu Santo, cuando todos los hombres verán a Mi Madre como Reina del cielo y de la tierra que se eleva como el sol desde el este. Hija Mía, tu misión es levantar Mi ejército de sacerdotes santos para los tiempos en los que estás a punto de entrar... Mis sacerdotes deben unirse a Mi Amor Crucificado para recibir todo el poder del Espíritu Santo. 

 

15/2/2010

La Nueva Evangelización solo puede realizarse por la Cruz, la fuerza del Amor de Dios.

     Jesús explicó que consagrarte a María es abandonar tu vida a Ella para que pueda llevarte al pie de la Cruz. A medida que un alma recibe la Sagrada Comunión en estado de gracia con reverencia y amor, y pasa tiempo en adoración del Santísimo Sacramento, Jesús comienza a revelar Su amor a esa alma. Pero para responder a este amor, el alma debe permitir que la Santísima Virgen la lleve al pie de la Cruz, donde María está unida íntimamente a Su Hijo, participando en la redención de la humanidad.

     Cuando un alma responde plenamente y se deja crucificar en Cristo, puede recibir todo el poder y la efusión del Espíritu Santo. En la Cruz se encuentra el crisol de fuego, que es el Corazón traspasado y Sagrado de Jesús. Sólo entrando en este fuego podemos ser totalmente vaciados, purificados y transformados. Entonces el Espíritu Santo nos llena y se mueve a través de nosotros como su vasija vacía (cálices de oro puro). Esta es la nueva Evangelización. Por eso, la nueva Evangelización sólo puede realizarse a través de la Cruz, el poder del Amor de Dios. 

 

MARZO 2010

 

11/3/2010 

Profetiza a mis sacerdotes como Jeremías

     Estás llamada a profetizar como Jeremías. Di a Mis sacerdotes que me han dado la espalda. Quiero que vuelvan sus rostros a Mi Amor Crucificado. Mientras Me miran, deben verse a sí mismos en Mí. Quiero que su amor sea crucificado como el Mío. Ellos no predican con el poder de Mi Palabra porque sus corazones no están transformados, ni sus corazones buscan la transformación en Mí a través del poder del Espíritu Santo. Deseo que Mis sacerdotes sean bautizados en el Espíritu Santo. Háblales de los primeros apóstoles y discípulos de los Hechos de los Apóstoles.

     Si no transforman sus vidas en Mí, los escupiré*. Tendrán que dar cuenta de cada alma que se haya perdido por su falta de pastoreo ante el Padre... Diles que estoy levantando Mi ejército de sacerdotes santos, Mis Boinas Verdes: hombres de fortaleza, hombres de valor, hombres santos, hombres dispuestos a dar la vida por su Dios. Son estos santos sacerdotes los que serán Mi Luz durante el tiempo de gran oscuridad que se aproxima. El tiempo está en el horizonte... Es tiempo de que todas Mis comunidades unan sus fuerzas y trabajen juntas como Mi Alianza de Amor. Cada llama individual se unirá como UNA para encender el mundo y prenderle fuego. Profetiza a los Sacerdotes. 

     *Cf.Rev 3,16 " Por eso, porque eres tibio, te vomitaré de mi boca."

 

17/3/2010

Ejército de Santos Sacerdotes prepara el camino para un nuevo Pentecostés

     Después de leer Jeremías 10

     Profetizarás el nuevo Pentecostés que se avecina. Prepararás el camino levantando Mi ejército de sacerdotes santos. Los llamarás al arrepentimiento. Háblales de Mi inmenso amor por cada uno de ellos. Yo soy su Padre esperando que vuelvan a Mí. Deseo abrazarlos y perdonarlos. Quiero que conozcan y experimenten el amor que tengo por cada uno de ellos. Quiero que comprendan cuánto los necesito para cumplir Mi obra de redención. Mis manos están clavadas en la Cruz; necesito que cada uno de ellos sea Mis manos, para ungir, bendecir y sanar a Mis hijos. Necesito que sean Mis pies, moviéndose como Mis misioneros para proclamar Mis palabras. Necesito que sean Mis ojos para que Mi mirada divina pueda penetrar en el corazón de Mis hijos y llevarlos al arrepentimiento y a la reconciliación con Dios, su Padre. Necesito que sean Mi Corazón doliente y traspasado para Mi pueblo, Mi Corazón de compasión.

     Hija Mía, Mis sacerdotes DEBEN convertirse en Mi imagen amorosa en el mundo. Ellos, unidos a Mi Madre, llevarán a la Iglesia al pie de Mi Cruz, y a través de sus gemidos, súplicas, oraciones y lágrimas, el Espíritu Santo se os dará desde Mi Cruz.

 

21/3/2010

Sólo el corazón de una madre puede llamar a Mis hijos (sacerdotes) al arrepentimiento

     Is 43,16-21; Flp 3,8-14; Jn 8,1-11; Jeremías 10,11  

     Jesús puso en mi corazón que llamaré a Sus hijos (sacerdotes) al arrepentimiento. El rebaño está disperso y confundido por falta de pastores santos. Satanás es el príncipe del mundo, y ellos no le han hecho la guerra sino que han participado con él. No hay diferencia entre los hijos de Dios y los demás hombres. Sus ojos no están puestos en las cosas del cielo sino apegados a todo el mundo, llenos de sensualidad. No son obedientes a Él; sus corazones e intenciones no son puros, y desean las comodidades del mundo y no buscan la pobreza.

     Diles cuánto los amo y los busco. Estoy dispuesto a perdonarlos y transformarlos si vienen a Mí y se arrepienten. El tiempo es corto. Cada uno de ellos tendrá que presentarse ante Mi Padre para ser juzgado, y cuando se les muestren todas Mis ovejas que se han descarriado, no vivirán. Estoy levantando Mi ejército de sacerdotes santos. Aquellos que no están conmigo, los escupiré de Mi boca. Te he escogido como Mi profeta porque sólo el corazón de una madre puede llamar a Mis hijos al arrepentimiento. Debes suplicarles y rogarles como una madre a su hijo. Tú serás Mi cordero inocente que es sacrificado. Tu sangre que es una con Mi preciosa Sangre será recogida por los ángeles y usada para levantar Mi ejército de sacerdotes santos.

 

30/3/2010

A los sacerdotes, después de leer Jeremías 11

     Hija mía, Mis hijos, no han escuchado Mi mandato. Los he elegido para continuar Mi obra de redención en el mundo, llevando a cumplimiento lo que he realizado a través de Mi muerte y resurrección. Los he elegido para que sean uno conmigo, plenamente transformados en Mí por el poder del Espíritu Santo. Pero han negado al Espíritu Santo esta obra en ellos al elegir las cosas del mundo. No hay diferencia entre Mis hijos elegidos y los hombres del mundo. Mi alianza con cada uno de ellos les llama a amar como Yo he amado, a amar con Mi Corazón.         Mi amor es perfectamente obediente a la Voluntad del Padre, Mi amor es sencillo, Mi amor es sacrificado, Mi amor es gentil y paciente, pero, sobre todo, Mi amor es crucificado. Yo vine a la tierra deseando sólo la cruz. Mis hijos deben tener el mismo amor a la cruz que Yo tuve. Sólo a través del amor crucificado sus vidas darán fruto abundante. Sólo a través del amor crucificado serán transformados por el fuego del Espíritu Santo en Mí. Es sólo a través de su amor crucificado que Mis sacerdotes se convertirán en la muralla fortificada de bronce que protege a Mi Iglesia de los principados de la muerte. Esto es lo que debes decir a Mis sacerdotes. Si ellos no escuchan Mis Palabras, perecerán durante el tiempo de gran oscuridad.

 

ABRIL 2010

 

––/4/2010

El Corazón destrozado de Jesús por culpa de sacerdotes y religiosos

     Durante la oración, vi interiormente la corona de espinas clavada muy profundamente en la preciosa cabeza de Jesús. Luego me reveló Su Corazón que tenía en Sus manos. Su Corazón estaba todo destrozado; no parecía un corazón. Esto llenó mi corazón de inmensa tristeza, y no pude contener las lágrimas al ver la condición del Corazón herido de mi Señor.

     –El entonces dijo:

     Mi familia de Amor Crucificado está llamada a reparar y consolar Mi Corazón. Esta condición de Mi Corazón ha sido causada principalmente por los Míos (sacerdotes y religiosos).

     Hija mía, deseo tener una orden de sacerdotes para consolar Mi Corazón herido. Me consolarán viviendo una vida transformada en Mí. Me consolarán permitiendo que el Espíritu Santo los posea con Su poder. Saldrán como Mis primeros Apóstoles, llenos del Espíritu Santo, para despertar los corazones de sus hermanos sacerdotes. Predicarán con el fuego del Espíritu Santo, como lo hizo San Esteban. Ellos predicarán la verdad concerniente a la horrible condición de Mi sacerdocio. Sacarán a la luz la oscuridad oculta en lo profundo de los corazones de Mis hijos elegidos. Predicarán Mi amor y Mi misericordia mientras aún haya tiempo, llamando a cada uno de ellos al arrepentimiento. Si se arrepienten, Yo los abrazaré y los perdonaré, devolviéndoles así la salud. Hija mía, no te alarmes si muchos de ellos se alejan y se tapan los oídos como hicieron con San Esteban. Te prometo que escucharán lo suficiente para levantar Mi ejército de sacerdotes santos.

 

8/4/2010

Cálices vivos  

     Marcos 14,22-25: “Tomad esto es Mi Cuerpo... Esta es mi Sangre de la alianza, derramada por muchos."

 

     Tú eres Mi cáliz vivo de Mi preciosísima Sangre. (Tuve una visión interior de mí unida a Jesús crucificado, siendo UN Cuerpo.) Así como permití que Mi Cuerpo fuera traspasado para que Mi Preciosa Sangre pudiera ser derramada sobre muchos, deseo que Me permitas traspasar tu corazón abierto para que Mi preciosa Sangre pueda fluir de ti a innumerables almas.

     –"Señor mío, no comprendo cómo ser un cáliz vivo de Tu Preciosa Sangre...".

     –AMANDO EN EL SUFRIMIENTO

 

Amar en el sufrimiento

     María recogió la preciosa Sangre de su Hijo con paños (como en la película, La Pasión de Cristo), representando que ella es el paño vivo que recoge cada preciosa gota de Sangre de su Hijo. No permitió que se desperdiciara ni una sola gota. Se arrodilló al pie de la Cruz, absorbiendo cada gota de Sangre que manaba de las heridas de Jesús. En el momento de ser traspasado por la espada, Jesús estaba muerto, pero María estaba viva, y místicamente su Corazón fue traspasado. Ella deseaba morir con Jesús y entrar con Él en su gloria en el cielo, pero el Padre eligió que permaneciera en la tierra como cáliz vivo de la Preciosa Sangre de Jesús. A través del traspaso de su Corazón Inmaculado, se convirtió en el cáliz vivo en el que la Sangre de su Hijo se derramaba sobre los Apóstoles y la Iglesia naciente.

     Sólo a través del amor en el sufrimiento, uno con María, nos convertimos en víctimas intercesoras. Nuestros corazones están traspasados cuando nos abandonamos totalmente a la Voluntad del Padre y aceptamos todas las pruebas, tribulaciones, persecuciones y sufrimientos con paciencia y confianza. Como María, nos perfeccionamos entonces en el sufrimiento, y nuestros corazones se convierten en cálices vivos, uno con Jesús, para que su preciosa sangre pueda ser derramada a los demás.     

24/4/2010

Mis sacerdotes que no enmienden sus caminos serán arrojados a los fuegos de la Gehenna

     Después de leer Jeremías 24 (Dos cestas: Higos buenos y malos), Jesús dijo:

     De Mi grano de mostaza, la Familia del Amor Crucificado, brotará una abundancia de frutos selectos. Mis Apóstoles de la Luz (Misioneros de la Cruz) realizarán grandes milagros y revelarán grandes e impresionantes signos durante el tiempo de la gran persecución, como leéis hoy con San Pedro en los Hechos de los Apóstoles (San Pedro devolvió la vida a una mujer). Mis sacerdotes que no se enmienden serán arrojados al fuego de la Gehenna como higos podridos. 

     –Mi Señor, Tú eres un Dios de misericordia, ¿cómo puede ser esto?

     –El tiempo de Mi misericordia está llegando rápidamente a su fin. Ahora estoy derramando una abundancia de misericordia; a cada uno de Mis sacerdotes se le dará la oportunidad de enmendar sus caminos.

 

MAYO 2010

 

4/5/2010

La Cruz de Amor Crucificado

     Al llevar la cruz de la misión en el pecho, recibirás gracias inmensas.

     –Señor mío, ¿deseas el Corpus en la Cruz?

     –No, porque al ponerte la cruz, es tu cuerpo el que está en la Cruz. Cuando el Padre os mire a cada uno de vosotros llevando esta cruz, verá vuestro cuerpo crucificado en la Cruz.

 

24/5/10

Sacerdotes - Muro fortificado de bronce

     Di a mis hijos que se han desviado del camino que les he trazado. Se han desviado del camino estrecho que conduce a la vida. Sus corazones se han enfriado y endurecido porque buscan su plenitud en sí mismos. Sólo a través de una vida de penitencia y mortificación puede purificarse la carne. Diles, hija Mía, que contemplen Mi amor crucificado y que permitan que Mi Madre los lleve al pie de la Cruz con los que Me aman (Sentí que se refiere a San Juan y a María Magdalena).

     El tiempo del gran castigo está a punto de comenzar. Habrá gemidos y rechinar de dientes entre justos e impíos. Mis sacerdotes deben ser Mi muro fortificado de bronce para sostener Mi Iglesia. Ellos serán llamados a llevar Mi rebaño al pie de la Cruz y recibir el poder del Espíritu Santo. Estas almas llenas de Mi Espíritu Santo y transformadas por Mi amor crucificado clamarán, "¡Abba, Padre, sálvanos!" y a través de este clamor colectivo, unidas a Mi Madre de Dolores, la Iglesia recibirá su Nuevo Pentecostés, y Mi Madre comenzará Su ascensión. (Sentí que se refiere la visión de nuestra Santísima Madre como Reina esperando comenzar su procesión sobre la alfombra roja, siguiendo la procesión de los santos sacerdotes...) Diles, hija Mía, diles.

 

31/5/2010 – Día de los Caídos

Profecía para EE.UU. / Misioneros de la Cruz

     Después de meditar Jeremías 2,9-19, el Señor me dijo:

     Yo, Señor tu Dios, hablo: Vosotros, Tú nación Mía de los EE.UU., me has abandonado a Mí, tu Dios. Has hecho del materialismo tu dios. Te has hecho dios tú mismo. Has masacrado a Mis pequeños inocentes, y su preciosa sangre clama a Mí. Has apartado tu rostro de mí. Ahora volveré Mi rostro de tí durante el tiempo del gran castigo.

     –Recé, intercediendo...

     –Hija Mía, levanta Mi ejército de santos. Debes decir Mis palabras de advertencia, porque Yo, vuestro Señor y vuestro Dios, os amo. Debes decirles que abran sus ojos al Amor Crucificado, que se unan al Amor Crucificado, porque sólo así el poder de Mi Cruz triunfará sobre el mal que prevalece.

 

Sin fecha

Durante el tiempo de gran sufrimiento, muchas almas vendrán a la puerta de Mi Iglesia buscando refugio

     Esta mañana, cuando entré en la capilla con el Santísimo Sacramento, Jesús me dijo que me llevaba a un lugar. Sentí que el Espíritu Santo venía delante de mí como mi más preciado compañero en la luz radiante en que le he visto antes. Me sentí unida a El subiendo y bajando colinas hasta que llegué a la cima de una montaña muy alta. Entonces vi fuego y humo. Al mirar abajo, sentí el ruido de las bombas y el disparo de los cañones. Volví a ver la ciudad de oro a la izquierda con una muralla de bronce a su alrededor. Esta ciudad estaba protegida del fuego y del humo. Vi a un hombre en la puerta de la ciudad. Estaba negro de humo, sucio, cansado, asustado. Me sorprendió ver sólo mujeres abriendo la puerta. Iban vestidas con túnicas blancas. Sentí en mi corazón su pureza, su ternura y su amor. Abrazaron a aquel hombre y lo introdujeron en la muralla de la ciudad.

     Pura y pequeña mía, habrá una gran fuerza en el mundo, un gran sufrimiento. Es durante este tiempo de gran sufrimiento que muchas almas vendrán a la puerta de Mi Iglesia buscando refugio. Serán acogidas y entrarán por la puerta por medio de las santas mujeres de Dios. (Dejé el Santísimo Sacramento porque la Misa estaba comenzando) Durante la Misa, Jesús dijo: El hombre que viste entrar por la puerta es un sacerdote. Estoy usando a Mis santas madres para limpiarlos y purificarlos (las madres como cálices vivos)... También dijo que a cada sacerdote se le está dando una Madre Espiritual.

JUNIO 2010

 

5/6/10 –Primer sábado

Un remanente de almas víctimas unidas a María al pie de la Cruz salvará al mundo

     En el avión a Nueva York, empecé a rezar el rosario. Inmediatamente sentí la presencia de María, mi Madre. Llevaba un velo blanco con una gran corona de espinas encima. La sentí llorar. Le pedí que me hablara a través de la Escritura, y abrí la Biblia en Miqueas 2.

     –Ella dijo, Nosotros (Jesús y María) estamos uniendo al remanente santo de Israel. Sentí a muchas mujeres santas, MDC, unidas con María. Ella dijo, Esta fuerza oculta levantara nuestro ejército de sacerdotes santos.

     –Le pregunté, "Madre, ¿por qué lloras si tienes esa fuerza oculta de las madres?". 

     –Me dijo, Hija mía, esta misión os costará a todas mucho sufrimiento... Tenéis que predicar la justicia y la ira de Dios a nuestros hijos. Son nuestros hijos en el corazón de la Iglesia los más tercos. Debéis predicarles la justicia de Dios. Es el remanente de almas víctimas unidas a mí al pie de la Cruz lo que salvará al mundo...

     –Vi el manto de la Virgen empapado de Sangre, colocado sobre la tierra.

 

11/6/10 

Besa mis pies heridos

     Roma: Basílica de la Cruz, mientras rezaba ante las reliquias del madero, los clavos y las espinas.

     Hija mía, permití que penetraran Mi cabeza con espinas para que pudieras ver visiblemente con tus ojos las espinas que penetraron Mi Sagrado Corazón desde el momento de Mi Encarnación. Las espinas del orgullo y de la impureza de mente hirieron inmensamente Mi muy sensible Corazón.

     Hija Mia, Yo permití que Mis manos fueran traspasadas con clavos para que las manos de Mis sacerdotes tuvieran el poder de sanar y ungir a todos Mis hijos. Es de este agujero en Mis manos que fluye la luz sanadora de Mi Espíritu Santo a través de las manos de Mis sacerdotes. Este dolorosísimo traspaso proporcionó los medios para que Mis sacerdotes Me consagraran durante el sacrificio de la Misa.

     Hija Mía, fue Mi Madre quien primero se acercó a Mí y besó Mis pies traspasados. Este acto de humildad y amor fue para mostrar a la humanidad cómo acercarse a Mí al pie de la Cruz. Es la sangre de Mis preciosos pies la que tiene el poder de ungir tus labios con el poder de Mi Palabra. Son pocos, hija Mía, los que se acercan a Mí al pie de la Cruz para besar Mis pies heridos. Bienaventurados los que siguen a Mi Madre en humildad.

 

14/6/2010

La vida de maternidad cumple el deseo del corazón de Jesús

    Sentí que el Padre empezaba a llenarme. Me dijo:

     Los caminos de Dios no son los caminos del mundo. Es la vida de maternidad rechazada por tantas mujeres de hoy, pero abrazada por Mis MDC unidas a la Madre de Dios, la que llevará a cumplimiento el deseo del Corazón de Mi Hijo... Estás llamada a animar a las madres en este camino de vida que he puesto ante ti y que es tan agradable a Dios. Estás llamada a animar a las madres a amar como Mi Hijo os ha amado, en el dolor y en el sufrimiento, porque es este amor el que dará vida a Mi Iglesia. Es este amor, el amor de la Cruz, el que curará a los corazones rotos, el que restaurará a los heridos, el que traerá la unidad y la paz. Bienaventurados los que escuchan este clamor; bienaventurados los que escuchan estas palabras tuyas y responden con amor, porque ellos entrarán en el Reino de Dios y recibirán la corona de gloria. Gracias, hija Mía, por responder a la llamada de Mi Hijo. Quédate quieta y sabe que Yo soy Dios, que te amo y que estoy contigo por toda la eternidad. 
 

25/6/2010

Saca a la luz la verdad de los pecados de mis hijos

     Después de leer el Libro de las Lamentaciones 2,2.10–14.18–19, Jesús dijo:

     Tú eres Mi profeta elegida para sacar a la luz la verdad de los pecados de Mis hijos... Son hijos rebeldes que se han alejado de su Padre... Los espero con misericordia, pero te prometo, hija Mía, que si no se arrepienten, arderán por toda la eternidad en el abismo del infierno.

 

     Libro de las Lamentaciones 2,14: "Tus profetas te transmitieron visiones falsas e ilusorias. No revelaron tu culpa a fin de cambiar tu suerte, sino que te hicieron vaticinios falsos y engañosos”.

 

JULIO DE 2010

 

6/7/2010

La perla preciosa del sufrimiento

     Deseo el amor; deseo que Mi misión se cumpla en cada uno de vosotros; deseo que recibáis la perla preciosa del sufrimiento que os doy...

 

8/7/2010  

Espíritu de pobreza

     Deseo enseñarte sobre la pobreza, el espíritu de pobreza. Existe la pobreza física, pero el espíritu de pobreza es mucho más beneficioso para tu alma. Me entristece mucho cuando Mis hijos (sacerdotes) y religiosos viven la pobreza física, pero se quedan sólo ahí y no permiten que el Espíritu Santo los lleve a vivir el espíritu de pobreza... El espíritu de pobreza se vive cuando permites que el Espíritu Santo, Mi Santísima Madre y Yo mismo te despojemos de todo interiormente: tus deseos, expectativas, planes, apegos, seguridades, consuelos en las amistades, incluso consuelos de Mí, de modo que te quedes completamente vacía. Es un alma que ha sido despojada de todo, que está vacía y puede llenarse de Mi vida...

     –Señor mío y Dios mío, ¿qué puedo hacer para participar en esta obra? ¿Qué puedo hacer yo?

     –Jesús respondió: "Déjate perfeccionar a través del sufrimiento. Sufre con mayor confianza en Mí... Sufre con mayor abandono y amor".

 

10/7/2010  

Cálices vivos / Al pie de la cruz

     Deseo enseñarte a ser Mi cáliz vivo. A medida que la Eucaristía se convierte en el centro de tu vida, recibes el deseo de llegar a conocerme y amarme. Es entonces cuando Mi Madre, la Esposa del Espíritu Santo, y el Espíritu Santo te llevarán al pie de la Cruz...

     Entonces, Jesús me dio la imagen del pelícano traspasando su corazón y la sangre fluyendo hacia sus polluelos.

     Es al pie de la Cruz, mientras besas Mis pies, donde te perfeccionas y te vacías al recibir Mi preciosa Sangre....Pero Yo no puedo venir a morar en ti y llenarte de Mi vida hasta que estés pura y vacía... Es a través del Espíritu Santo que eres perfeccionada, y es Él quien te elevará a Mi abrazo...

     Durante la Misa, tuve una visión interior de ser elevada y ser UNO en Jesús crucificado. Sentí Su Corazón derramando Su preciosa Sangre dentro de mí, pero éramos uno. Ya no era la Sangre que fluía hacia abajo. Sentí, a través de esta unión, que mi vida era ofrecida al Padre como un solo sacrificio unido en Jesucristo.

     Esta es la encarnación mística... Esta es la unión de amor que deseo de cada Madre y Misionera de la Cruz. Es así como Amor crucificado tendrá un fundamento sólido...

 

19/7/10

Almas Víctimas en el Fuego del Sagrado Corazón propician el Espíritu Santo

     Mientras rezaba ante el Santísimo Sacramento, pidiendo a Jesús que me diera una confirmación sobre Sus palabras del sábado por la mañana, sentí a Jesús en la Cruz. La carne de Su pecho, como una cortina, parecía abrirse, y pude ver Su Corazón como fuego. Esta visión de Su Corazón como fuego en el centro de Su pecho estaba todo en un círculo; me sentí como la Eucaristía viva. Mi Señor me hizo comprender que cada una de Sus almas víctimas está en ese fuego. Cada alma víctima intensificaba el fuego del amor en el Corazón de Jesús. Entonces el fuego, con todas las almas víctimas, consumió todo el cuerpo de Jesús y el Espíritu Santo como una paloma enorme, como lo vi en 2008, salió volando de la cruz sobre el mundo. Cubría la tierra con un manto de la Preciosa Sangre de Jesús. Todos nosotros, Sus almas víctimas, éramos uno con el Espíritu Santo, participando en el cumplimiento de la salvación del mundo.

     Entonces Jesús explicó:

     –Son Mis almas víctimas, unidas en Mí, las que llevarán a cumplimiento la salvación del mundo. No fueron Mis milagros los que salvaron al mundo, sino Mi amor en el sufrimiento revelado en la Cruz. Mis milagros fueron un don para que la gente supiera que Yo soy el Hijo de Dios. Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida... Es el camino de la Cruz, el Camino del Amor en el sufrimiento, el poder de Dios que salva al mundo... Deseo que Mi Cuerpo, la Iglesia, complete Mi amor en el sufrimiento aquí en la tierra...

     –Le pregunté a Jesús sobre los Predicadores Misioneros.

     –Él dijo: Mis Predicadores Misioneros proclamarán el poder de la Cruz. Son Mis amados hijos los que están llamados a vivir como víctimas más perfectamente en Mí. Todos Mis sacerdotes están llamados a conducir a todos Mis hijos al pie de la Cruz con María.... 

 

21/7/2010

Silencio

     El silencio es una virtud. El silencio es una oración. Muchos malinterpretan el silencio. Hay almas enclaustradas que practican el silencio, pero no son silenciosas porque interiormente están distraídas, ansiosas y parlanchinas. El silencio es tu alma en comunión con Dios. Es en el silencio donde llegas a escuchar la voz de Dios. Es en el silencio donde llegas a ver el rostro de Dios. Es en el silencio donde llegas a sentir que Dios te toca. El silencio es el abrazo de amor entre el alma y Dios. Aprende a entrar en la oración del silencio. El Espíritu Santo y Mi Madre te enseñarán. El silencio no es necesariamente dejar de hablar. Pasé Mis días en la tierra predicando, enseñando y conversando con Mis amigos y comunidad. Sí, hija Mía, viví en comunidad.

     Jesús respondió inmediatamente a mi pensamiento cuando dijo "comunidad".

     Pero entré en la oración del silencio diariamente con Mi Padre. Es el don y la gracia del Espíritu Santo que te llevará a vivir en esta comunión de silencio Conmigo en medio del ruido exterior. Por tu parte, entra diariamente en la oración del silencio en la Iglesia o en tu casa. Pide a Mi Madre que te guíe y te ayude en esta práctica del silencio tan beneficiosa para tu alma.

 

22/7/10

Profeta a los sacerdotes para que digan la verdad

     El tiempo de la gran oscuridad se acerca rápidamente a la tierra. Cada uno de Mis hijos tendrá que tomar una decisión de estar Conmigo o en contra Mia, pero no podrán permanecer en el área gris. Tendrán que arrepentirse de sus muchos pecados con lágrimas, y Yo los limpiaré con Mi misericordia. Tendrán que renunciar al mundo con todas sus pasiones y abrazar la pobreza... Vivirán como víctimas siguiendo al Cordero Víctima puro y sin mancha... Deberán humillarse y venir al pie de la Cruz junto a Mi Madre y besar Mis pies. Es la Sangre que fluye de la herida de Mis pies la que purificará sus labios para que sean capaces de hablar con la Espada de Mi Palabra... Durante el tiempo de la gran oscuridad, deben hacer brillar Mi santa presencia... Durante el tiempo de la gran oscuridad, los principados de las tinieblas arrebatarán al abismo del infierno a todos Mis sacerdotes que no sean uno Conmigo.... Tú has sido elegida como Mi profeta para estos tiempos para hablar Mis palabras... Le fue mejor a Jeremías de lo que te irá a ti... Mis Predicadores Misioneros enseñarán el camino de la Cruz a Mis sacerdotes y abrirán sus corazones al Espíritu Santo, pero tú hablarás Mis palabras....

AGOSTO 2010

 

23/8/2010

Tu vida es una oración

     Cuando digo que tu vida es una oración, tu vida es una ofrenda. Ofrecerme tu vida es la oración perfecta. Tus pensamientos dirigidos a Mí, dirigidos al amor, es una oración. Tu deseo de conocerme, amarme y servirme es una oración. Cuando me acaricias, es una oración bellísima. Tus palabras de aliento y amor a los demás son una oración. Vuestros esfuerzos por traer paz y unidad a vuestras familias son una oración. Tu sonrisa es una oración. Pero vuestra oración más perfecta es vuestro puro sufrimiento unido a Mí y a Mi Madre. La oración de puro sufrimiento es la fragancia más dulce que alcanza y deleita el Corazón de nuestro Padre. Esta es también la oración que produce abundantes frutos. Es la oración más unida a la Mía cuando intercedo ante el trono de Mi Padre. Por eso el sufrimiento de soledad de Mi Madre produjo y sigue produciendo lluvias de gracias sobre el mundo. Deseo que las Madres y Misioneros de la Cruz se perfeccionen en la oración de sufrimiento.

     –Pero, Señor mío, ¿y la oración contemplativa y la oración de alabanza?

     –Es a través de la oración contemplativa como llegas a conocerme y la oración en la que te lleno, te guío y te formo, pero es la oración de sufrimiento en la que me honras, me consuelas y me amas y participas en la redención de las almas. La oración de gratitud y de acción de gracias debe ser el aliento con que vives.

 

SEPTIEMBRE 2010

 

14/9/10 – Fiesta de la Exultación de la Cruz

Se obtiene más gracia para el mundo a través de la vida oculta de sufrimiento en el amor que la vida pública

     Mis pequeños, no se desanimen, porque estoy haciendo algo nuevo. Vosotros sois Mis pequeños siervos de amor despreciados e incomprendidos por el mundo. Permaneced en Mí y Yo en vosotros, y así el poder de Dios fluirá como agua viva a Mi Iglesia. No tengáis miedo ni os desaniméis por ser rechazados y no aceptados. ¿No veis que éste es el camino del amor, el camino de la Cruz? Precisamente en este camino de rechazos y humillaciones compraréis para el mundo muchas gracias. Estoy muy complacido con cada uno de vosotros. Mi Padre recogió anoche vuestras lágrimas como una sola con las de Mi Madre por la misión que os he confiado. Continúa en el camino de santidad que estás recorriendo.

     Pequeña Mía, Yo haré nuevas todas las cosas a través de Mi Preciosa Sangre y la sangre de Mis mártires. Esta espiritualidad del sufrimiento por amor a Mí no es comprendida ni siquiera dentro de Mi Iglesia. Sin embargo, aquí reside el poder de Dios y el Poder del Espíritu Santo. Se obtiene más gracia para el mundo a través de la vida oculta del sufrimiento en el amor que a través de la vida pública... Vive la vida oculta hasta la perfección en Mí y en el Corazón de Mi Madre.

 

15/9/10 – Fiesta de Nuestra Señora de los Dolores

Deseo innumerables mártires ocultos como Mi Esposa, la Reina de los Mártires

     –Le pregunté a María: "¿Qué les dirías a tus hijos?".

     –Ella respondió: "Como madre judía, les reprendería con lágrimas de amor".

     Hija mía, la misión de AC es llevar las almas a los pies de Jesús crucificado con María a través de la consagración. Entrarán en la Cruz por la puerta de María. Les enseñarás el camino de la unión con Dios. Proclamarás la consagración al Espíritu Santo por medio de la Esposa del Espíritu Santo, María Dolorosa. Deseo que este tiempo sea el tiempo de Mis más grandes mártires. Es la sangre de Mis mártires unida a la Sangre de Jesucristo la que marcará el comienzo del nuevo Pentecostés con el reinado de la Reina del Cielo y de la Tierra. Deseo innumerables mártires ocultos como Mi Esposa, la Reina de los Mártires. Aquí reside el PODER DE DIOS y el pleno poder del Espíritu Santo, que será derramado a través del PODER DE LA CRUZ.

 

17/9/10

Bendice a tus hijos a diario

     Bendice diariamente a tus hijos. Levántate temprano cada mañana para bendecir a los que van a la escuela. Bendice a tu marido mientras duerme. Bendice a tus nietos cada vez que los veas. Soy Yo, tu Madre celestial, quien los bendecirá a través de tus manos y proveerá para cada uno de ellos una mayor protección contra los principados de la muerte.

 

19/9/10

Cada espina sirve para entrar en nuestro corazón para arar, abrir, ablandar para producir mucho fruto

     Cuando empezamos a rezar, vi interiormente a María cubriéndose el rostro con las manos como Nuestra Señora de La Salette (hoy es su fiesta). No hablaba. Luego levantó la cabeza y vi su rostro. Llevaba una gran corona con muchas espinas. Me miró y siguió sin hablar. Continué rezando el rosario sin dejar de mirarla.

     –Ella dijo: "Con tal de que sufras conmigo. (Cf, Rom 8,17) Yo sufrí unida a Mi Hijo".

     –Entonces empezó a enseñarme. Comprendí que cada espina de Jesús es un inmenso regalo. Interiormente, vi un tractor que araba la tierra. Vi los discos del arado entrar profundo en la tierra. María me explicó que la tierra necesita ser arada, traspasada, para que la semilla produzca fruto en abundancia. Nuestros corazones están muy endurecidos por el pecado. Ni la semilla de la Palabra de Dios ni el don de la gracia se pueden arraigar en esa dureza. Cada espina sirve para entrar en nuestro corazón, ararlo, abrirlo y ablandarlo para que la semilla pueda ser recibida y dar mucho fruto. Al principio, estos traspasos duelen, pero luego producen vida.

     Nuestros corazones están llamados a parecerse al Corazón de María, lleno de espinas para que nuestra vida prodigue abundancia de rosas.

 

21/9/10

El orden sacerdotal de Melquisedec – Cf. Hebreos 7

     Yo soy el Sumo Sacerdote. Yo soy el santo sacrificio perfecto y sin mancha del Padre para la redención de la humanidad. Los sacerdotes que vinieron después de Mí nacieron de Mi Corazón traspasado; nacieron de Mi amor crucificado. Como una mujer sufre el parto para dar vida, Mis sacerdotes fueron concebidos en Mi Corazón crucificado y recibieron la vida a través del pasaje en Mi costado creado por la lanza. Por lo tanto, cada sacerdote está llamado a ser UNO con la Palabra de la Cruz (Cf.1 Cor 1,18). Por sí mismos, no pueden hacer nada y no son nada, pero unidos como UNO al Amor crucificado, son el poder de Dios.

     La misión que deseo es llevar a todos Mis sacerdotes a la unión con el Amor crucificado. Es aquí donde reside el poder de Dios que quiero que posean. Mis sacerdotes se han convertido en hombres ordinarios vestidos con ropas sacerdotales; por eso sus vidas no producen abundancia de frutos y carecen del poder de llevar a Mis ovejitas a la conversión. Son Mis sacerdotes los más necesitados de conversión. Sigue adelante, hija Mía, con la misión que te he confiado. Ve en paz, hijita Mía, a amar hoy con el poder de Mi amor crucificado.

 

OCTUBRE 2010

 

07/10/2010

Las tinajas llenas de vino – Cf. Jeremías 13,12-27

     Estoy preparando Mis vasijas puras y santas, limpiándolas con Mi preciosa sangre. Estos cálices vivos se llenarán con Mi preciosa Sangre mientras los uno a la Palabra de la Cruz, y sufren Conmigo. Mi Sangre será derramada sobre Mi Iglesia para limpiarla a través de ellos. A vosotros se os ha dado la misión particular de limpiar a Mi sacerdocio. "Ay de ti, Jerusalén. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que seas purificada?"

 

NOVIEMBRE 2010

 

Nov/10

¿Sufrirás conmigo? 

     ¿Sufrirás conmigo? ¿Te unirás a Mi sufrimiento para comprar la redención de muchos? Verás, Mi sufrimiento y resurrección han comprado la salvación del mundo, pero Mi Padre, desde el principio de los tiempos, quiso que el cumplimiento de la salvación viniera a través de Mi Cuerpo, la Iglesia. Por lo tanto, la salvación de muchas almas depende de vuestra respuesta a sufrir conmigo.

 

16/11/10

Venid al pie de la cruz 

     Ojos no han visto, ni oídos han escuchado lo que vuestro Dios os tiene preparado en el cielo. Os invito a que vengáis y lo veáis. Quitaré el velo que cubre los ojos de vuestras almas para que podáis ver lo que pocos son capaces de ver. Veréis a la nueva Jerusalén en toda su gloria. Ella, más preciosa que el oro o los diamantes, será vuestra para que la poseáis. Permíteme quitar la viga de vuestros ojos que os impide contemplar la gloria de Dios ante vosotros.

     Ven, hija Mía, y lleva a muchos al pie de la Cruz. Postraos ante el pie de Mi Cruz y besad tierra santa. Levantaos y abrazad Mis preciosos pies y besad Mis pies heridos. Es aquí, a través de este gesto de humildad y amor, que la viga del orgullo y del amor propio deja de cegar vuestra vista. Tocad Mis pies, bendecid Mis pies con vuestros besos y limpiadlos con vuestras lágrimas. El Espíritu Santo atrajo a María Magdalena a este acto de amor en preparación para Mi crucifixión, y es Mi Madre quien completó este acto de amor y reparación en Mi crucifixión. Es aquí, a Mis preciosos pies, donde recibís el oro del precioso arrepentimiento. Deseo que traigas a Mis hijos al pie de Mi Cruz.

 

29/11/10

Pasa tu Adviento meditando en mi muerte

     Hija mía, quiero que pases tu Adviento meditando sobre mi muerte. Vine al mundo para sufrir y morir. Vine al mundo para la Cruz... Mira la opresión y la oscuridad en tu familia como la misma oscuridad que hay en el mundo y en Mi Iglesia... Esta oscuridad también oprime Mi Corazón, y Yo sigo sufriendo. Hija Mía, Dios Padre, quiso desde el principio de los tiempos que Mi Cuerpo (la Iglesia) se uniera a su Cabeza para traspasar estas tinieblas. Será Mi remanente santo en Mi Iglesia el que unido en Mi Cruz atravesará la oscuridad. Hija Mía, debes elegir amar siempre. En tu familia ama a través de tu silencio, ama a través de tu mansedumbre, ama en la bondad, ama en la paciencia, y persevera en el amor. Cree, hija Mía, todo lo que te he dicho. Todo se cumplirá...

 

30/11/10

¿Cómo, mi Señor, tengo el poder de curar tus heridas?

     Mis heridas son los pecados de la humanidad. Los llevé todos sobre Mi Cuerpo para sanarlos con Mi amor. Me habéis permitido sanar vuestros pecados a través de Mis heridas. Ahora, tu amor, que es uno con el amor de Dios, tiene el poder de curar Mis heridas recibiéndolas, una por una, en tu corazón. De esta manera, sufrirás mucho como uno con el Amor...

DICIEMBRE 2010

 

9/12/10

Doncellas de María

     Hija Mía, Mi Madre, llevó Mi Cuerpo Crucificado en sus brazos, y luego me colocó en la tumba, pero continuó llevando Mi Cuerpo Crucificado en su corazón. Ella continuó "viviendo en el Amor", en Mi amor crucificado. Ella es la primera que continuó sufriendo Conmigo (Cf. Rm 8,17). Yo continué Mi amor sufriendo en la tierra a través de Mi Madre (Cf. Col. 1,24). Ella llevó místicamente todas Mis heridas e irradió Mi luz en las tinieblas del mundo (Cf. 2 Co 4,6). Hija mía, puesto que Mi Madre "vive en el amor", irradia Mi luz y posee el poder de Dios. Cada una de Mis llagas irradia luz sanadora y misericordia. Ella fue la primera en vivir en la tierra como Mi cáliz vivo, santo y puro de Mi Preciosa Sangre. Su vida oculta en la tierra, después de Mi muerte, Dios la usó como una regadera derramando Mis gracias sobre la Iglesia primitiva y el mundo y continúa a través de los siglos hasta hoy. Ella está reuniendo a sus doncellas, ya que siempre es perfectamente obediente a la Voluntad del Padre, para vivir en la fuerza oculta de Mi amor crucificado. Esta fuerza oculta de víctimas puras de amor prenderá fuego a la tierra. Hija mía, has sido elegida para cooperar en este plan de salvación: ¡TRAEDME, ALMAS VÍCTIMAS!

 

10/12/10

La luz de la Eucaristía nunca se apagará; es esta luz la que vencerá a las tinieblas.

     Jesús reveló ante mí una nube grande y muy oscura. La nube no era la oscuridad de una nube de lluvia, sino la oscuridad del mal y del sufrimiento. Podía sentir y ver en mi corazón al mismo tiempo niños, hombres y mujeres muy hambrientos. Podía sentir su sufrimiento en mi corazón. Eran niños, hombres y mujeres como nosotros. Podía sentir un colapso económico y a muchas familias sufriendo enormemente. También sentí un gran peligro. Entonces vi la Eucaristía como un círculo de luz brillante que resplandecía en lo que me pareció que eran hogares individuales. Estas pequeñas luces brillaban intensamente en medio de la oscuridad. Jesús dijo entonces que la Luz de la Eucaristía nunca se extinguiría, y que es esta Luz la que vencerá a las tinieblas.

 

25/12/2010

Almas selladas con la cruz en la frente – Cf. Nahum 3

     Se acercan los días, hija Mía, en los que no será seguro para ti caminar por las calles. Mi tiempo de misericordia está llegando a su fin. El tiempo de la justicia se acerca. Muchos morirán cuando la oscuridad se extienda por todo el mundo. Habrá gemidos y quejidos, y rechinar de dientes. Se oirán los chillidos de los malvados. Muchas almas serán arrebatadas en la desesperación porque fallaron en reconocer el tiempo de Mi visitación. Han dado la espalda al Dios de los Ejércitos. Pero Mis almas selladas con la cruz en sus frentes se levantarán para derrotar a la oscuridad.

     Ahora es el tiempo de proclamar Mi Gloriosa Cruz. Trae a muchos a la Cruz para que se unan con Mi Madre de la Cruz. Hija Mía, será como el tiempo de Noé; muy pocas personas estarán preparadas en la seguridad de Mi Cruz.

FINAL DEL 2010

bottom of page