top of page

⁓⁓ 2023 ⁓⁓

 

 

ENERO 2023

9/1/2023

Valor

     El valor, Pequeña Mía, es la virtud de los de corazón indiviso. El valor se puede vivir para la santidad o para el mal, porque Satanás tiene almas valientes que luchan por su causa.

     Las almas valientes de Dios llegan a amarlo por encima de todo. Llegan a conocer Su bondad al vivir consumidos en Mí por medio del Espíritu Santo. Estas almas han llegado a tocarme y a ser tocadas por Mí. Viven pura intimidad en Mi abrazo crucificado.

     Para vivir valientemente a diario en vuestras vidas ordinarias se requiere primero crecer en humildad, la humildad de conocer vuestra miseria, y confiar en Mi amor misericordioso. La humildad de un corazón puro que es capaz de ver Mi mirada de amor en las penas. Esta gracia del encuentro de un alma con Dios perfecciona al alma con la fuerza interior necesaria para combatir diariamente su ego, con todos sus deseos y apegos, únicamente para desearme a Mí. Esto es vivir con un corazón indiviso, únicamente por amor a Mí.

     Os he enseñado, por medio de Mi Camino Sencillo, a sufrirlo todo Conmigo, enseñando así a vuestra mirada interna a permanecer en Mí, y no en vosotros mismos. La perseverancia en esta práctica diaria produce la transformación del corazón con la gracia sobrenatural que necesitarán las almas para vivir siendo mis testigos (mártires). Esto es valentía.

     El valor es el acto de obediencia a Mi Voluntad. La obediencia se vive siempre por medio del “sí” que requiere valentía y atraviesa los muchos miedos que tenemos todos los humanos. Manifesté Mi obediencia al Padre al atravesar Mis miedos con la valentía del amor perfecto. (Mt 26,39).

     También María vivió su vida en la tierra con un corazón indiviso: vivió para hacer la Voluntad del Padre. Por eso vivió la valentía perfecta revelada en su Fiat al Ángel en la Anunciación; su Fiat perfecto en su vida ordinaria oculta; su Fiat durante Mi pasión; su Fiat en la Cruz cuando valientemente Me ofreció al Padre como Su perfecto sacrificio de amor por la humanidad; y finalmente su Fiat de permanecer en la tierra en su amarga soledad únicamente por amor a Dios y a cada uno de vosotros. Su valentía en su perfecta obediencia a la Voluntad de Dios fue Mi consuelo y fortaleza, como Yo lo fui para ella.

     Os he unido como Mi granito de mostaza para que os ayudéis unos a otros a vivir vidas valientes en Mi Santa Voluntad. Dad gracias a Dios los unos por los otros, porque este gran don es necesario durante el tiempo de persecución para ayudaros a permanecer fieles y no ceder al miedo.

     ¡Ánimo, porque Dios está con vosotros!

19/1/23

Alégrate

     Tus lágrimas se tornarán en danza. Alégrate, pequeña Mía, alégrate, porque tu Dios y Salvador se complace en ti, y tus oraciones y súplicas están siendo bendecidas por el Padre, porque Él escucha el clamor de los pobres.

     Los pobres son los que tienen un corazón manso y humilde y Me aman por encima de todo. Dios se deleita en almas como éstas. Las MDC son Su deleite, pues se asemejan a Mi Madre en el santo resplandor de Dios.

     Persevera en sufrirlo todo Conmigo con la mirada fija en Mí y serás testigo de grandes milagros: los cojos caminarán; los ciegos verán; los quebrantados serán restaurados; los oprimidos serán liberados; los heridos serán sanados, porque Dios está presente en el mundo.

     Te ruego que perseveres con paciente tenacidad, y te prometo que no te sentirás decepcionada. ¡Alégrate, pequeña mía, alégrate! 

 

 

 

END
bottom of page