"Ponderar" – Mensaje del Señor para el Año 2022
Lourdes Pinto — 7 de enero, 2022

Mensaje del Señor para el Año Nuevo 2022

4/1/2022

Dios, en Su infinita bondad, vencerá a la bestia con las pocas pequeñas víctimas puras de amor.  
Pequeña mía, se acerca el tiempo de la gran persecución a Mis seguidores. Yo, como hice con Mis apóstoles, discípulos, Madre y amigos, os estoy preparando para esta hora difícil. Pocos permanecerán fieles, pequeña Mía. Judas Me traicionó porque sus pasiones no habían sido purificadas. Su celo por sus deseos, poder y riquezas oscureció su alma para que Satanás pudiera manipularlo. Se convirtió en el instrumento de destrucción de Satanás a pesar de que había estado en la banda de Mis seguidores íntimos y tenía acceso continuo a Mi Sagrado Corazón y al Inmaculado Corazón de María. Esto es lo que volverá a suceder en la hora final. Seré traicionado por los más cercanos a Mí, Mis almas consagradas, porque la oscuridad dentro de sus corazones no ha sido purificada y Satanás los engañará hasta que sea demasiado tarde. Mi pequeña comunidad de Amor Crucificado también sufrirá esta devastación porque no todos han escuchado y respondido a Mi voz preparándolos para estos tiempos difíciles. Persevera, pequeña Mía, proclamando Mi voz en medio de la gran oscuridad. Os prometo a ti y a mis escasas almas víctimas fieles, que Mi triunfo está cerca. Permaneced en el Inmaculado Corazón de María en silencio y oración meditando las palabras que os he dicho, y tendréis la pureza de corazón para perseverar hasta el final. No os desaniméis al ver tan pocas almas fieles porque Dios en su bondad infinita vencerá a la bestia con las pocas pequeñas víctimas puras de amor que viven cada día en, y por Mi sacrificio de amor unidas a María consumidas en el fuego del Espíritu Santo. Anima a Mi granito de mostaza a perseverar viviendo el Camino Sencillo en el cual continúo guiándoos. Es este Camino el que os hará libres para ser Mis guerreros durante la hora final que se acerca. Anímalos a reflexionar como lo has venido haciendo a diario en el Corazón de María, Mi Madre. Anímalos a escuchar y recibir Mis palabras que tienen el poder de hacer de ellos una nueva creación a imagen y semejanza de Dios. Alégrate porque Dios os ama y está dando a luz a los nuevos hombres y mujeres de Su Reino, así en la tierra como en el cielo. Este nuevo año estará lleno de desafíos y muchas pruebas. Orad, orad, orad para no ser engañados por Satanás y sus muchos dominios. Estoy con vosotros guiándoos a la victoria. Os bendigo con mi beso de paz.