Novena a San José
Micah Parsons

También: Consagración a San José del Padre Calloway (33 días) 
 

Joseph1.jpg

Dia 1

Un corazón limpio crea para mí, oh Dios. ~ Salmos 51:12

El Espíritu Santo conduce a los santos a atreverse a ir más allá de la lógica humana. En la parábola de los talentos, el Señor nos enseña a ser audaces, en lugar de enterrar nuestros talentos, optando por una vida segura, Él quiere que tengamos fe para arriesgarlo todo. Esto es lo que hizo la Virgen cuando visitó a Isabel en lugar de quedarse en casa para proteger su propio embarazo y su reputación, y lo que hizo san José cuando abrazó su papel como esposo de María. Te animo a examinar la vida de tus santos favoritos para descubrir en ellos la misma confianza audaz en el Espíritu Santo.   ~Camino Sencillo de Unión con Dios, Página Nº 11

Silencioso y santo José, fiel padre de Jesucristo, a ti elevo mi corazón para implorar tu poderosa intercesión ante Dios:

(Menciona tu petición)

 

*Ningún esposo y esposa jamás se amaron tanto como José y María. ~Venerable Fulton J. Sheen, ruega por nosotros.

joseph2.jpg

Día 2

"Insistís: “No es justo el proceder del Señor”. Escuchad, casa de Israel: ¿Es injusto mi proceder? ¿No es más bien vuestro proceder el que es injusto?" Ezequiel 18:25

 

"Pero yo os digo: todo el que se deja llevar de la cólera contra su hermano será procesado".~Mateo 5:22

 

Diario No.22. En la humildad de San José Dios manifiesta su poder

 

San José centró su vida en la oración y el silencio. Meditó la Palabra de Dios todos los días con humildad, sin buscar lugares de honor para sí mismo. Vivía satisfecho de estar oculto. Por la humildad y pureza de su corazón, fue capaz de ver la pureza y la santidad de María. Cuando supo que María estaba embarazada, Él, por su humildad, entró en lo escondido de su corazón y trató de conocer la voluntad de Dios. Esto es lo que hace a un hombre grande: buscar la voluntad de Dios en todas las cosas. Mi poder y fuerza se manifestaron en su docilidad y ternura de corazón. Cuando los hombres se aparten de sus tendencias humanas de controlar y confíen plenamente en Mí, comenzarán a poseer el verdadero poder de Dios. San José acogió a María como la Madre de Dios y humildemente creyó. Abrazó la misión de Dios revelada y contenida en María, la más humilde (19/3/11).

 

Obedientesísimo José, fiel maestro de Jesucristo, a ti elevo mi corazón para implorar tu poderosa intercesión ante Dios:

 

(Menciona tu petición)

 

“San José se dedicó con alegría a la educación de Jesucristo”. ~San Ireneo de Lyon 

Joseph3.png

Día 3

Él teelevará en gloria, nombre y esplendor, por encima de todas las naciones que ha hecho, y serás el pueblo santo del Señor, tu Dios, como prometió". ~Deuteronomio 26:19

San José es el ejemplo perfecto de la ternura masculina. La Biblia lo describe como un fiel servidor de Dios que muestra su amor por  Él en su amor por los demás. En todos los aspectos, San José poseía el amor heroico y la ternura necesaria del hombre a quien Dios confió sus dos mayores tesoros: Jesús y María. ~Camino Sencillo de Unión con Dios, página 298

¿Cómo ha hecho un Sacerdote/Sacerdotes en tu vida el papel de padre como San José? Pídele a San José que ore y haga el papel de padre por medio de los Sacerdotes en tu vida y los haga como una muralla de BRONCE.

 

(Menciona tu petición)

San José no es sólo el Patrono de los Esposos y Padres, sino que es el Patrono de todo Sacerdote trabajador. El Sacerdote tiene la misión misma de San José. El Sacerdote es el protector de Jesús en el Sagrario. El Sacerdote es el padre de los fieles. El Sacerdote es el guardián de Jesús en sus corazones. Llamamos a nuestros amados Sacerdotes "¡Padre!". El Sacerdote es el encargado de dar a Jesús Su nombre en cada Misa, circuncidándolo en el Altar.

“¡San José todavía está encargado de custodiar el Pan Vivo!” ~Venerable Fulton J. Sheen

Lucia.png

Día 4

Se escucha la voz del Padre: "Este es mi Hijo amado, escúchenlo."

En Mateo leemos: “José, su esposo, ”como era justo y no quería difamarla, decidió repudiarla en privado”. (Mt 1,19). Cuando un ángel se le apareció a San José en un sueño y le advirtió que llevara a Jesús y a su madre a Egipto, su respuesta fue inmediata y sin dudas: “Se levantó y tomó al niño y a su madre de noche, y se fue a Egipto, y se quedó allí hasta la muerte de Herodes» (Mt 2, 14-15). En cada pasaje de la Escritura que menciona a San José, vemos un ejemplo de virtud: cumplió su misión varonil, mostrando su amor a Dios en su amor a los demás. ~Camino Sencillo a la Unión con Dios, Páginas 297-298

San José, padre de la vida contemplativa, enséñanos a escuchar la voz de Dios en nuestros corazones y en los más cercanos a nosotros. Ora por nosotros para que amemos a los más difíciles de amar.

 

(Menciona tu petición)

La batalla no está "ahí afuera" en alguna parte; la batalla está en ti, en mí y en nuestros hogares. Como Misioneros y Madres de la Cruz, debemos sangrar interiormente con Cristo por la salvación de las almas. Esta batalla la debemos pelear dentro de nuestras heridas, debemos vaciarnos para escuchar la voz del Hijo amado del Padre, debemos ESCUCHARLO.

 

“Aquellas almas más sensibles a los impulsos del amor divino han visto con razón en San José un brillante ejemplo de vida interior”. ~San Juan Pablo II

nativity.png

Día 5

 

 "Dios dijo a Israel en una visión nocturna: ¡Jacob! ¡Jacob! Él respondió: “Aquí estoy”. Entonces Dios le dijo: “Yo soy Dios, el Dios de tu padre. No temas bajar a Egipto, porque allí te convertiré en una gran nación. Yo bajaré contigo a Egipto, y yo mismo te haré subir y José te cerrará los ojos.” Génesis 46:2-4

 El ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto: quédate allí hasta que yo te avise. José se levantó, tomó al Niño y a Su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta: “De Egipto llamé a mi Hijo”. Mateo 2:13-15

Hija/hijo Mío, el tiempo es corto… la voluntad del Padre es poseerte con Su amor y que por Mí, Conmigo y en Mí llegues a ser UNO con el AMOR. Hacer la Voluntad del Padre debe convertirse en tu alimento diario, tu vida diaria. Nada más debería importar: persecuciones, encarcelamientos, malentendidos, soledad, hambre... porque cuando vives en la voluntad del Padre lo posees todo. ¿No fue así Mi vida aquí en la tierra? Hija/hijo Mío, has de vivir cada momento EN EL AMOR, así vivirás en perfecta paz. Has de aprender a esperar al Señor, esto es amor. ¿No fue así como viví Mi vida aquí en la tierra? Aunque a la edad de doce años estaba listo para comenzar Mi misión, que ya consumía Mi Corazón, regresé con María y José para esperar el tiempo de Mi Padre; luego Mi misión pública solo duró tres cortos años, Pero ves, hija/hijo Mío, Mi misión ya había comenzado y se estaba cumpliendo a lo largo de toda Mi vida oculta desde el momento de Mi Encarnación. El poder de Dios para la redención del mundo estaba actuando en Mi vida oculta, y María Santísima participaba, siendo UNA Conmigo en Mi vida oculta, en la obra de la redención. ~Camino Sencillo de Unión con Dios, Diario Nº 45, Mi Vida Oculta( Página 156).

¡San José, terror de los demonios, esconde a Amor Crucificado y a nuestro territorio de almas en tu santa Túnica! Escóndenos en el refugio del Inmaculado Corazón de nuestra Madre y protege cada alma en nuestras vidas; especialmente a los más necesitados de la misericordia de Dios:

(Menciona tu petición)

Oh José oculto, eres el Patriarca de la fuerza oculta y buscaste conocer la voluntad de Dios en todas las cosas. Tú llevaste a la Sagrada Familia a Belén para dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios; ocultando el Pan de Vida en el refugio de un pesebre, oculto, guiaste al Niño y a Su madre para presentarlos a Abba, Padre. Oculto, inmediatamente partiste hacia el refugio de Egipto. El Espíritu Santo os llamó de Egipto al refugio de Nazaret; oculto en la Santa Casa de Loretto. ¡Así es como nuestro Salvador vivió Su vida! ¡Qué gracia estar oculto por el Señor a plena vista, ser Su fuerza oculta!

“San José vivió satisfecho en su pobreza”. ~San Buenaventura.

Joseph

Día 6

 

"Venid entonces, y discutiremos | —dice el SEÑOR—. | Aunque vuestros pecados sean como escarlata, | quedarán blancos como nieve; | aunque sean rojos como la púrpura, | quedarán como lana. Si sabéis obedecer, | comeréis de los frutos de la tierra; si rehusáis y os rebeláis, | os devorará la espada | —ha hablado la boca del SEÑOR—". ~Isaías 1:18-20

 

San José en el Diario de Santa Faustina Kowalska del Sagrado Sacramento:

 

…Cuando comenzó la Santa Misa, en mi alma reinó una extraña calma y alegría. En ese momento vi a la Santísima Virgen con el Niño Jesús y al Santo Hombre que estaba detrás de nuestra Señora. La Santísima Virgen me dijo: Aquí tienes el tesoro más precioso.Y me dio al Niño Jesús. Cuando tomé al Niño Jesús en brazos, la Virgen y San José desaparecieron; Me quedé sola con el Niño Jesús. ~La Divina Misericordia en mi alma, Diario Nº 608

 

Misa de Medianoche. Durante la Santa Misa la presencia de Dios me penetró por completo. Un momento antes de la elevación, vi a la Madre y al pequeño Niño Jesús, y al buen hombre, San José. ~La Divina Misericordia en mi alma, Diario Nº 846

 

San José me pidió tenerle una devoción constante. Él mismo me dijo que rezara tres oraciones y el Acuérdate una vez al día. Me miró con gran bondad y me explicó lo mucho que está apoyando esta obra. Me prometió su especialísima ayuda y protección. Rezo diariamente las oraciones pedidas y siento su protección especial. ~La Divina Misericordia en mi alma, Diario Nº 1203

 

La Virgen Santísima envolvía a Jesús en los pañales, absorta en gran amor; San José, en cambio,  todavía dormía. Solo cuando la Virgen colocó a Jesús en el pesebre, entonces la luz divina despertó a José que también se puso a orar. ~La Divina Misericordia en mi alma, Diario Nº 1442

Mientras meditas en estos pasajes, piensa en la ternura de san José, honrando y respetando a María como la esposa del Espíritu Santo. Piensa en su ternura hacia su Hijo, tratándolo como suyo, aunque Jesús era verdaderamente el Hijo del Altísimo; piensa en la ternura de las manos de san José, en las manos ásperas de un carpintero, que hizo visible el amor y la ternura de Dios por la Sagrada Familia. (Página 298) La mujer que públicamente lavó los pies de Jesús con sus lágrimas nos enseña mucho acerca de la ternura. Ella miró a Jesús y no se arredró por miedo de ser juzgada ni por miedo a ser imprudente; actuó movida por su amor y gratitud, sin esperar recompensa. Su corazón era puro. La ternura tiene el poder de derretir los corazones más endurecidos y orgullosos. (Página 292) Los hombres también deben ser tiernos y tener el coraje de ir en contra de la cultura. «Tierno» se puede definir como: «fácilmente aplastado», «magullado», «frágil», pero otras definiciones son: «ser considerado y protector», «ser sensible a las emociones y a los sentimientos de los demás». Estas son las cualidades vitales de la ternura que los hombres deben poseer para cumplir su misión dada por Dios, que es usar su fuerza para amar y servir a los que se les han confiado. San José es el ejemplo perfecto de la ternura masculina. (Página 297)  ~Camino Sencillo de Unión con Dios 

"El primero entre vosotros será vuestro servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido”. ~Mateo 23: 11-12

 

Místicamente, pide a Dios que una tu corazón al corazón puro de San José, reza las tres oraciones (Padre Nuestro, Ave María y Gloria)

 

Escucha el sonido silencioso del corazón de San José... y escucha el Corazón Inmaculado de tu Madre que intercede por ti:

 

Pregúntale a Jesús dónde estaba Él cuando experimentaste un trauma en tu vida. En tu herida más profunda, ¿lloró el Señor contigo? ¿sufrió Él contigo? ¿Dónde estaba Jesús en ese momento específico en el tiempo/espacio?).

 

Los antiguos israelitas creían que las oraciones, empapadas de lágrimas, pasan por alto el cielo y van directamente al Corazón de Yahvé. Reflexiona sobre las lágrimas de San José y María que tuvieron que dejar atrás a los niños en Belén. Reflexiona sobre las lágrimas del patriarca José, cuyos sollozos eran tan fuertes que los egipcios lo escucharon (Génesis 45:2). Reflexiona sobre el tierno corazón de San José, acompañado por Jesús y María, al aceptar la voluntad del Padre de estar con Abba en el cielo durante la Misión, Pasión, Muerte y Resurrección de su Hijo. *Tan pronto como Israel hizo su aparición, José lo abrazó y lloró mucho tiempo abrazado a él (Génesis 46:29). Para que podamos ascender alto en la vida espiritual, debemos tocar fondo, en NUESTROS corazones.

 

“San José previó las lágrimas y el sufrimiento de María. Habría deseado quedarse a su lado, y debió pedirle a Jesús que le permitiera permanecer en la tierra para poder subir al Calvario y sostener a María”. ~San Pedro Julián Eymard

joseph cross.png

Día 7

Fue a su ciudad y se puso a enseñar en su sinagoga. La gente decía admirada: «¿De dónde saca este esa sabiduría y esos milagros? 55¿No es el hijo del carpintero? ¿No es su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? 56¿No viven aquí todas sus hermanas? Entonces, ¿de dónde saca todo eso?». 57Y se escandalizaban a causa de él. Jesús les dijo: «Solo en su tierra y en su casa desprecian a un profeta». 58Y no hizo allí muchos milagros, por su falta de fe. ~Mateo 13:54-58

 

Nuestro Señor fue rechazado en Nazaret:

 

San José y María fueron almas víctimas perfectas y santas. Estaban unidos siendo Uno con la Víctima de Amor. San José nunca pronunció una queja durante sus muchas pruebas, luchas y sufrimientos.

La existencia humana aquí en la tierra está llena de luchas, desafíos, dificultades, sufrimientos, pruebas y lágrimas debido a la caída. Vine a transformar el sufrimiento humano por medio de Mi muerte y resurrección. La Sagrada Familia vivió la condición humana a través de Mí, Conmigo y en Mí; así sus vidas se transformaron en Amor, el amor de la Santísima Trinidad.

El mundo se está hundiendo en el abismo del mal y de las tinieblas porque Mi Espíritu no es buscado y amado. Es a través de María, la Esposa del Espíritu Santo, que obtenéis más perfectamente el poder del Espíritu Santo. Es el Espíritu Santo quien os unirá como Un Cuerpo a Mi amor crucificado para participar en la salvación del mundo. Solo mis almas víctimas participan en la obra de la redención y conquistarán Conmigo a los principados de la muerte. Por lo tanto, pequeña Mía, ¡tráeme almas víctimas! (31/1/11).

 

~Camino Sencillo de Unión con Dios, Diario Nº 131, Jesús,María y José fueron almas víctimas.

 

¿Alguna vez has sido rechazado, traicionado, o abandonado?

 

Enfrenta las penas de Jesús cuando volvió al pueblo donde creció. Su familia y amigos, enojados por su enseñanza, lo rechazaron. «Levantándose, lo empujaron fuera de la ciudad, hasta un lugar escarpado de la colina sobre la que se levantaba la ciudad, con intención de despeñarlo». Por eso, no pudo hacer allí muchos milagros. ¿Te imaginas el dolor de Jesús por el rechazo cuando su propio pueblo trata de matarlo? "¿Alguna vez has tomado el tiempo para reflexionar sobre el dolor del Corazón de nuestro Señor cuando recibió el beso de la traición? ¿Puedes ver sus lágrimas y sentir su dolor a través de tu propio dolor?» ~Camino Sencillo de Unión con Dios, Página 91

 

Pídele al Espíritu Santo, a María y a San José que te unan a Jesús Crucificado:

 

(Une tu dolor con el dolor del Crucificado, dale tu miseria)

 

San José y María representan las almas víctimas ocultas e insignificantes de Dios. En las bodas de Caná, se usaban seis insignificantes tinajas para lavar los pies de la gente al llegar, y contenían 30 galones de agua. San José es un ejemplo de esas tinajas. José tuvo a Jesús en su casa durante 30 años, lavando Su cuerpecito, preparándole Su bebida favorita, enseñándole Sus trucos del oficio, y todos estos detalles pasaron desapercibidos para el mundo y no fueron incluidos en los Evangelios; ¡pero estos años fueron MUY agradables al Padre! José y María sufrieron TODOS estos años con su Hijo. Siendo visto por los que le rodean como algo insignificante, ordinario, los años más especiales de la vida del Esposo están en el corazón de José y María. ¡Estas almas víctimas perfectas conocían los detalles de Dios de la vida oculta e insignificante en Nazaret!

 

“San José no hizo cosas extraordinarias, sino que por la práctica constante de las virtudes ordinarias y comunes, alcanzó esa santidad que lo eleva por encima de todos los demás santos”. ~San José Marello

st Joseph_edited.jpg

Día 8

 

Hijos, escuchad a vuestro padre, | hacedlo así y viviréis. Porque el Señor honra más al padre que a los hijos | y afirma el derecho de la madre sobre ellos. Quien honra a su padre expía sus pecados, y quien respeta a su madre es como quien acumula tesoros. Quien honra a su padre se alegrará de sus hijos | y cuando rece, será escuchado. Quien respeta a su padre tendrá larga vida, | y quien honra a su madre obedece al Señor. Quien teme al Señor honrará a su padre | y servirá a sus padres como si fueran sus amos. Honra a tu padre de palabra y obra, | para que su bendición llegue hasta ti. Porque la bendición del padre asegura la casa de sus hijos, | y la maldición de la madre arranca los cimientos. ~Eclesiástico 3:1-9

 

La bendición del Padre:

Los hombres son protectores de sus esposas y familias, las defienden si son atacadas físicamente, pero a veces no comprenden que Dios les ha confiado también la protección de sus corazones. Son llamados a tener la ternura de Dios, cuyo amor es plenamente atento a todo lo que ocurre en el interior cada corazón. Dios escucha nuestro clamor, conoce nuestros deseos, temores, sufrimientos, emociones y tentaciones. Para cumplir esta misión, los hombres deben estar atentos a sus propios corazones para oír la voz de Dios, como san José, y luego deben estar atentos a los corazones de los que se les han confiado, para saber cómo guiarlos y protegerlos. Los hombres tienden a pasar por alto este aspecto esencial de su misión como protectores porque carecen de ternura y sensibilidad. Uno de los sufrimientos más profundos de la mayoría de las esposas es que sus maridos no conocen sus corazones. Los hombres piensan que entrar profundo en el corazón es solo para las mujeres y por eso pocos esposos son de verdad capaces de amar y proteger a sus esposas. San Juan es el apóstol que puso su cabeza en el corazón de Jesús. La relación entre ellos fue íntima y tierna. Este testimonio está en el Evangelio porque Dios lo quiso como ejemplo para todos los hombres. San Juan es el discípulo amado, atento al corazón de Jesús y por eso puede seguirle con María hasta el pie de la Cruz. Jesús puede allí confiarle el corazón de María para seguir protegiéndola con sumo amor y ternura. María es la madre de todos, pero es san Juan quien la lleva a su casa y vive con ella. Jesús pudo contar con san Juan porque fue capaz de entrar en la profundidad del amor a través de la intimidad y la ternura. María Santísima, san José y san Juan son modelos de los nuevos hombres y mujeres transformados por el Espíritu Santo. Si perseveramos en permitir que la ternura de Dios sane nuestras heridas y perdone nuestros pecados, nuestros corazones se transformarán gradualmente en la ternura de Dios. Seremos libres para permitir que Dios use nuestras facultades para traer su amor al mundo y traspasar los corazones más endurecidos. Nos convertiremos en su Cuerpo, y la misericordia de Dios, actuando por medio de nosotros, salvará a los que están muertos por sus pecados. Páginas 299-300

 

¿Has entrado en la herida con tu padre biológico? ¿Tu padre biológico conocía tu corazón? Nombra la herida paterna. Todos tenemos una (grande o pequeña); ninguno de nosotros fue criado por un padre biológico perfecto. No fuimos criados, físicamente, por San José (que es lo más perfecto que puede llegar a ser un padre). La herida es del padre biológico, esto es importante; porque algunos fuimos criados por un buen padre adoptivo, padrastro, abuelo, novio de nuestra  mamá, etc... Esos tienen su propia herida paterna; y a veces esa herida se asocia con nuestra "herida materna", si la relación no era sana para ella o para nosotros. Si dices: "No tengo ninguna herida con mi padre biológico", y no puedes aceptar lo que sea porque tú y tu padre son cercanos, han/tenido una gran relación, y el Señor no ha revelado heridas no atendidas de tu corazón con tu padre biológico; Está bien, todavía no has llegado a este punto, San José se encargará de eso (en el tiempo de Dios). Sigue reflexionando en la bendición del padre... y admitir una herida NO SIGNIFICA que tu padre hizo un mal trabajo; hizo el mejor trabajo que pudo y quizá fue un gran padre, o no lo fue en absoluto; pero pasar por la agonía de la sanación (grande o pequeña) lo honrará y sepultará un sinfín de pecados (Santiago 5:20).

 

Hijo, cuida de tu padre en su vejez | y durante su vida no le causes tristeza. Aunque pierda el juicio, sé indulgente con él | y no lo desprecies aun estando tú en pleno vigor. Porque la compasión hacia el padre no será olvidada | y te servirá para reparar tus pecados. En la tribulación el Señor se acordará de ti, | como el hielo ante el calor así se diluirán tus pecados. ~Eclesiástico 3:12-15

 

Reflexiona si fuiste utilizado, abusado, desprotegido, no amado, no deseado, rechazado, abandonado, traicionado,  dejado solo, despojado, olvidado, despreciado, no tenido en consideración, por nombrar algunas... nuestras almas son un mundo en sí mismo, por consiguiente es importante nombrar la herida específica, y no exactamente lo que te hicieron.

 

Hay 5 condiciones de la bendición paterna:

 

(1) Tocar de forma sana: (Y tomándolos en brazos los bendecía imponiéndoles las manos. ~Marcos 10:16)

(2) Palabras que dan vida: (1Respuesta amable calma la cólera, | palabra áspera excita la ira. 4Lengua amable es árbol de vida, | lengua áspera rompe el corazón. Proverbios 15:1,4).

(3) TIEMPO- Los niños deletrean el amor como T.I.E.M.P.O. (10Si mi padre y mi madre me abandonan,  el Señor me recogerá. ~Salmos 27:10)

(4) Disciplina sana: (El necio desprecia la corrección paterna, el prudente escucha la reprensión. [Proverbios 15:5] "Hijo mío, no rechaces la corrección del Señor, ni te desanimes por su reprensión; porque el Señor reprende a los que ama y castiga a sus hijos preferidos”. ~Hebreos 12:5-6)

(5) Formación espiritual: los primeros cuatro aspectos de la bendición son necesarios para que un hijo/hija reciba la formación espiritual de sus padres. Debemos practicar lo que predicamos. (Educa al muchacho en el buen camino: | cuando llegue a viejo seguirá por él.    ~Proverbios 22:6)

 

(Pídele al Niño Jesús la gracia de ser 'contagiado' de la paternidad de San José, y pídele a José que sea tu padre espiritual en este día y en la hora de tu muerte. Pídele que ore por tu padre y tu árbol genealógico, para curarlo).

 

“Ve, pues, a José, y haz todo lo que él te diga; Ve a José, y obedécele como le obedecieron Jesús y María; Ve a José y háblale como le hablaron; Ve a José y consúltale como ellos le consultaron; Ve a José y hónrale como ellos le honraron; Ve a José, y sé agradecido con él como ellos fueron agradecidos con él; Ve a José y ámalo, como ellos todavía lo aman”. ~San Alfonso de Ligorio

Saint Joseph, terror of demons.jpg

Day 9

 

Israel amaba a José más que a todos los otros hijos, porque le había nacido en la vejez, y le hizo una túnica con mangas. ~Genesis 37:3

Al perseverar viviendo lo ordinario de tu estado de vida por amor a Mí, te vas perfeccionando en muchas virtudes. Los deberes cotidianos de la maternidad han sido muy atacados por Satanás porque le son muy agradables al Padre, y cuando se viven en Mi amor crucificado, como los vivió María, poseen el poder de Dios para ayudar a la santificación y la salvación de muchas almas. Es por esto que tu formación comenzó en lo más ordinario de tu estado de vida como madre (la caricia tierna, el beso, la bendición, el hacer leche con chocolate). Es aquí, viviendo los detalles de lo más ordinario, que comenzaste a crecer más en el amor. Vivir los detalles de lo ordinario se convirtió en tu oración de bendición y honor a tu Dios. Es en la vida más ordinaria y oculta que un alma encuentra el rostro de Dios. Yo me disfrazo de lo que el mundo ve como tedioso. Por eso todas las Madres de la Cruz han comenzado a encontrarme limpiando, cocinando, lavando ropa, amamantando... Las tareas cotidianas de la maternidad son preciosas para el Padre porque son el latir del corazón de la iglesia doméstica. Ahora sabes por qué Satanás ha hecho tanto para atacar la maternidad. Restaurando la maternidad fortaleceré la iglesia doméstica, ayudaré a sanar la paternidad y traeré la restauración a Mi Iglesia universal.   Camino Sencillo de Unión con Dios  Nº 44. Persevera en lo cotidiano.

 San José se encontró todos los días con el santo rostro de Dios. El Niño Jesús y María restauraron la paternidad en José; Dios convirtió el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres. (Malaquías 3:24)

 

"José, hijo de David, no temas acoger a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo".  ~Mateo 1:20

 

José es llamado Hijo de David por el Ángel del Señor. Jesús y José procedían del linaje del mayor guerrero que Israel jamás había visto, uno de los más grandes santos de la Biblia. El Santo Rey David fue un hombre conforme al Corazón de Dios (Hechos 13:22). David es el hijo de Jesé y es evidente en la Biblia que David nunca se sintió hijo de su padre. El padre de David ni siquiera consideró a David digno de ser rey cuando llevó a sus otros hijos ante Samuel; la Biblia no menciona a Jesé llamando a David 'su hijo’ y Jesé no fue quien llevó a David cuando Samuel lo llamó para ser ungido rey de Israel. Jesé hizo que le trajeran al joven (1 Samuel 16:12). David era SÓLO un joven, un pastor a los ojos de su padre que cuidaba de los pormenores de su hogar; las tareas más ordinarias. INSIGNIFICANTES, pero era la fuerza oculta en la casa de Jesé.

 

Para llegar a ser padre, primero debes convertirte en Hijo,

 

Jesús, María y José transformaron la visión de Israel del día a día. Los deberes ordinarios del hogar, que se consideraban insignificantes. Israel veía a los guerreros como el mundo ve hoy.a aquellos con categoría/fama.  El mundo enseña que "lo logramos" cuando alguien llega a un punto de grandeza mundana, obtiene muchos títulos, gana campeonatos, etc... El mundo ha vuelto a esa visión desordenada, poniendo la vida familiar en un segundo plano. El maligno fue implacable en su ataque a la maternidad/paternidad ordinaria en esta batalla final en la que nos encontramos; esta gran Apostasía. El divorcio, el aborto y la ausencia del padre en el hogar. Reflexiona sobre la herida paterna/materna que tenía David y cómo afectó su vida. El desorden de la familia fue evidente en la casa de David durante toda su vida. Medita sobre el desorden de la casa de David. El rey David tuvo 8 esposas; Michal, Ahinoam, Abigail, Maaca, Haguit, Abital, Egla y Betsabé; y muchas concubinas. David rompió casi todos los Mandamientos en su Adulterio con la esposa de Urías, asesinando a uno de sus mejores amigos para tratar de ocultarlo. Amón, el hijo de David, violó a su hija Tamar. Amnón fue asesinado por el otro hijo de David, Absalón. Su hijo de Adulterio murió en la infancia. Absalón intenta usurpar el trono de su padre, en su sed de PODER. Absalón es asesinado, maldecido y colgado de un árbol y con esto ves que el dolor de la vida familiar de David llega al fondo.

 

El padre de José, David, TOCÓ FONDO:

 

Mientras tanto, el rey se había cubierto el rostro, y gritaba con voz fuerte: «¡Hijo mío, Absalón! ¡Absalón, hijo mío, hijo mío!». Joab fue a ver al rey a palacio y le dijo: «Hoy has avergonzado el rostro de todos los servidores, que han salvado tu vida y la vida de tus hijos e hijas, de tus mujeres y de tus concubinas. Amando a los que te odian y odiando a los que te aman, hoy has dado a conocer que los jefes y los servidores no significan nada para ti. Sé de cierto que si Absalón siguiera vivo y todos nosotros hubiéramos muerto, te parecería bien. Así pues, levántate, sal y habla al corazón de tus servidores. Pues he jurado por el Señor, que si no sales, ni un solo hombre pasará la noche contigo, y esto será para ti un mal peor que todos los males que te han sobrevenido desde tu juventud hasta ahora». (2 Samuel 19:5-8)

 

En cambio, la casa de José esta llena de amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, lealtad, modestia, dominio de sí (Gálatas 5:22-23). San José le enseñó a Jesús cómo veía el Padre a un guerrero de Israel, cómo es ser perfecto como el Padre; Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto (Mateo 5:48). Uno de los ancianos me dijo: «Deja de llorar; pues ha vencido el león de la tribu de Judá, el retoño de David» (Apocalipsis 5:5). ¿Es ese anciano en el libro del Apocalipsis San José? ¿Un Papá orgulloso de un Hijo conquistador?

 

Todo lo bueno que el Padre ve en nosotros es Su Hijo, Jesús. Separados de mí nada podéis hacer (Juan 15:5). Entonces, realmente, todo lo que tenemos para ofrecer a Dios es nuestra miseria; nuestros pecados, nuestras heridas y nuestro quebrantamiento. Hija Mía, no Me has ofrecido lo que es realmente tuyo. Dame tu miseria, porque es tu propiedad exclusiva (Jesús a Santa Faustina, Diario N° 1318). Dios ya sabe de las buenas obras porque son de ÉL, son de Su exclusiva propiedad. Es por esto que el Santo Rey David fue visto como un hombre conforme al Corazón de Dios; tocó fondo, en su corazón.

 

(Pídele a San José que interceda por ti, que Abba te permita tocar fondo, en tu corazón; y que recibas la gracia y el conocimiento del amor que Dios Padre tiene por TI)

 

La crucifixión de Jesús NO hubiera sido posible sin José en el cielo. No porque José hubiera tratado de detenerlo todo para proteger a su Hijo, sino porque José era necesario en el cielo para interceder por su Hijo y Su Madre para que los dos realmente pudieran pasar por la Agonía, la Flagelación, la Coronación, la Carga/estaciones de la Cruz; y culminando con la Crucifixión, la Pietà, y el Entierro de su Hijo. José era la fuerza oculta en el cielo y el mayor santo en el cielo, en ese momento. ¡No hubiera sido posible sin la intercesión protectora de San José EN EL CIELO UNIDO AL PADRE! La humanidad de Jesús necesitaba la intercesión de su padre humano, y María enteramente humana necesitaba la intercesión de su esposo enteramente humano en unión con su Esposo el Espíritu Santo y Dios, el Padre de TODOS.

 

“Mientras que Adán y Eva fueron la fuente del mal que se desató sobre el mundo, José y María son la cumbre desde la cual la santidad se extiende por toda la tierra”. ~Papa San Juan Pablo II.

 

*Mañana haremos el Acto de Protección Total en la Solemnidad de San José.

Joseph micah_edited.jpg

Acto de Protección Total en la Solemnidad de San José:


San José, primer adorador de Jesucristo en la custodia de María, guarda bajo tu santa túnica a la Comunidad de Amor Crucificado. Refúgianos, a nuestras familias, a nuestro territorio de almas y a la Iglesia Universal. Mantén el jardín de nuestra Comunidad bajo tu cuidado. Cultiva nuestros corazones para que sean como el Corazón de tu Hijo, Jesús, y ponnos personalmente en el Sagrado Corazón de Jesús y en el de María Inmaculada. Por tu poderosa intercesión ante Abba, Padre, y por la intercesión de nuestros ángeles custodios, de nuestros santos patrones (menciona a tus patrones), ordena a la hueste celestial de ángeles que rodee a la Comunidad de Amor Crucificado y a la Iglesia Universal hasta que Él haya sometido bajo Su dominio a todos los enemigos de Papá; condúcenos a nuestro refugio y que el Señor Dios coloque un querubín para que gobierne y guarde el Refugio y el Camino de Unión con Dios.

 

Corta el cordón umbilical de nuestra desobediencia y cúbrenos con la Sangre circuncidada de tu Hijo Jesús. Nombra a nuestra Comunidad, AMOR CRUCIFICADO, ante la presencia del Todopoderoso, y ponla bajo tu especial protección. San José, Retenedor del mal, por el PODER del Espíritu Santo, toma autoridad sobre todos y cada uno de los espíritus que han ido en contra del Inmaculado Corazón de María y vuelve a todos los demonios sordos, mudos, ciegos e inútiles; que ningún demonio entre, interfiera o escuche nuestras conversaciones (enáculos) de forma alguna. ¡En el Nombre de Jesús, ata y ordena que todo el poder y las fuerzas del mal se vayan AHORA MISMO! Lejos de nosotros... nuestros hogares y nuestras tierras; y te damos gracias, oh Guardián de nuestro Redentor, que eres fiel y poderoso con el Señor nuestro Dios. Amén