Estaciones de la Cruz vividas con Jesús

Lourdes Pinto – 27 enero 2020

Estaciones de la Cruz vividas con Jesús

Lourdes Pinto  2/27/20

 

Estas son las notas de la enseñanza. Nos invita a meditar en la cuaresma cada estación de la Cruz viviéndola con Jesús. Para ello usa como modelo la primera estación. Además examina:

  1. ¿Qué es amor puro?

  2. “Mortifícate en silencio”

  3. Examen de conciencia de Amor Crucificado.

 

 

Durante nuestra visita al Santo Sepulcro (3/11/2017), ante el altar y mosaico de la decima y onceava estación de la cruz: Jesús es despojado de sus vestiduras y clavado en la cruz:

 

Palabras de María como la Madre Dolorosa (duelo): Es un tiempo de duelo, de duelo por Jerusalén y el mundo entero. Mi Hijo no ha sido contemplado colgando del madero de la Cruz; Su mirada de amor ha sido ignorada; Su clamor por Jerusalén ha sido ignorado. La sangre de los mártires se une a la Sangre del Cordero de Dios y clama a Abba, Padre, justicia. Pronto, muy pronto, todos los ojos se verán obligados a contemplar al Cordero de Dios crucificado por amor a la humanidad y tendrán que optar por creer o alejarse. Deseo que las Madres y los Misioneros de la Cruz se unan a mi duelo por medio de oraciones y sacrificios, ya que muchas almas se perderán en el fuego de Gehena. Permanezcan conmigo y recen las estaciones de la Cruz para que muchos corazones se abran, vean y se conviertan. Después de esta enorme gracia de Dios, vendrá la tribulación final. El pequeño granito de mostaza de Dios ha nacido sobre la tierra para preparar a las almas para estos tiempos decisivos. Oren también por mis pastores, porque sus corazones también se han vuelto secos y frágiles, incapaces de ver al Dios que les dio vida colgando del Árbol de la Vida. Recen, pequeños míos, oren, porque la justicia de Dios está sobre el mundo. Les bendigo con mis lágrimas de amor.

 

1ra Estación de la Cruz: Jesús es condenado a muerte

 

Mt 26,57-68  Jesús ante el sumo sacerdote

57 Los que habían arrestado a Jesús lo condujeron a la casa del Sumo Sacerdote Caifás, donde se habían reunido los escribas y los ancianos. 58 Pedro lo seguía de lejos hasta el palacio del Sumo Sacerdote; entró y se sentó con los servidores, para ver cómo terminaba todo.

59 Los sumos sacerdotes y todo el Sanedrín buscaban un falso testimonio contra Jesús para poder condenarlo a muerte; 60 pero no lo encontraron, a pesar de haberse presentado numerosos testigos falsos. Finalmente, se presentaron dos 61 que declararon: «Este hombre dijo: “Yo puedo destruir el Templo de Dios y reconstruirlo en tres días”».

62 El Sumo Sacerdote, poniéndose de pie, dijo a Jesús: «¿No respondes nada? ¿Qué es lo que estos declaran contra ti?». 63 Pero Jesús callaba. El Sumo Sacerdote insistió: «Te conjuro por el Dios vivo a que me digas si tú eres el Mesías, el Hijo de Dios». 64 Jesús le respondió: «Tú lo has dicho. Además, les aseguro que de ahora en adelante verán al Hijo del hombre sentarse a la derecha del Todopoderoso y venir sobre las nubes del cielo». 65 Entonces el Sumo Sacerdote rasgó sus vestiduras, diciendo: «Ha blasfemado. ¿Qué necesidad tenemos ya de testigos? Ustedes acaban de oír la blasfemia. 66 ¿Qué les parece?». Ellos respondieron: «Merece la muerte».

67 Luego lo escupieron en la cara y lo abofetearon. Otros lo golpeaban, 68 diciéndole: «Tú, que eres el Mesías, profetiza, dinos quién te golpeó».

 

“Pedro lo seguía de lejos” Mt 26,58 – Camino sencillo 3-B, pp.130-135

–¿Cuál es la distancia que queda entre Jesús y yo?

¿Cuáles son mis temores que siguen paralizándome? El miedo bloquea a Pedro del AMOR PERFECTO. El miedo lo aleja del AMOR VALIENTE. El miedo le impide dar su vida como uno con Cristo.

  • Dios enseñó a Santa Catalina de Siena sobre este amor imperfecto: (Camino Sencillo p.133)

Me sirven por propio interés, por la satisfacción o gusto que encuentran en Mí. ¿Sabes cómo se manifiesta claramente lo imperfecto de su amor? Cuando se ven privados del consuelo que en mí hallan [...] Obro así para que se conozcan a sí mismos, lo poco que pueden por sí mismos.

–¿Qué amigos cercanos a lo largo de los años me han traicionado? ¿Esa herida todavía está contaminada en mí con resentimiento? Une ese dolor en el silencio de Jesús mientras sufre la traición de Pedro con puro amor y ora por cada persona que ha traicionado nuestra confianza. ¡CRECIMIENTO EN AMOR PURO!

 

2/11/2017

En el Getsemaní delante de la roca, al pie del altar:

 

Amor Crucificado ha sido llamado a PERMANECER CONMIGO mientras continúo derramando lágrimas por Jerusalén, para permanecer conmigo en Mi continua agonía por las almas, para participar conmigo en la salvación del mundo, al elegir recibir a diario  el quebranto de las almas que he puesto en sus vidas y sufrir conmigo por ellas. El tiempo de la gran destrucción se acerca, muchas almas se perderán, escucharás el llanto de Jerusalén por todo el mundo. Tráiganme almas víctimas para que sufran conmigo a fin de obtener gracias de conversión para muchas almas, que de otro modo se perderían. Crean en el poder (que tienen) sus vidas ocultas al sufrir conmigo.

 

Pandemia – miedo > ansiedad > confusión > desesperación

 

“Jesús callaba” Mt 26,63

Su silencio era lo contrario del comportamiento de Pedro. No estaba fundamentado en el miedo sino en el poder. El poder de saber quién es Él, su misión en la tierra y hacia dónde va: a la Cruz. Jesús no se defendió ni se justificó. No estaba apegado a lo que otros piensan de Él, por lo que estaba totalmente centrado en cumplir en perfecta obediencia la Voluntad del Padre. En su silencio estaba redimiendo almas; Él estaba sufriendo la dureza de aquellos corazones e intercediendo por ellos. Nuestra redención se estaba cumpliendo en el silencio de Jesús, el martirio de Su Sagrado Corazón. La obra de la redención se realizó principalmente en el silencio del Corazón de Jesús. Es un silencio de intenso trabajo interior: recibir la dureza, el pecado y la oscuridad de todas esas almas y de toda la humanidad y sufrir intensamente por ellas en el grito silencioso de Dios. Ese silencio revela lo que está sucediendo en el Corazón de Jesús y, por lo tanto, revela Su mirada, la mirada de Su ternura en la misericordia, la mirada del AMOR PURO. Me doy cuenta de que no puedo "mortificarme en silencio" sin ENTRAR EN EL SILENCIO DE JESÚS.

 

–"... renunció a su vida por nosotros. Entregamos "nuestro yo imperfecto a Aquel que responde devolviéndonos nuestro verdadero yo a través de Su don de sí mismo en la cruz". (Papa Benedicto XVI)

Esto es en lo que te has convertido, pero no es quién eres. Te veo como quien eres y sufro en quien te has convertido.


El Camino Sencillo es una muerte constante a nosotros mismos, a nuestros egos. Ser consumido en Cristo sucede SOLO a través de cada pequeña muerte diaria de uno mismo.

¿Quién soy? ¿Cuál es mi misión en Cristo? ¿A dónde voy?

 

Entonces Jesús dice la VERDAD: «Tú lo has dicho. Además, les aseguro que de ahora en adelante verán al Hijo del hombre sentarse a la derecha del Todopoderoso y venir sobre las nubes del cielo». Mt 26,64.

 

Él habla con poder de la verdad de quién es Él y su misión en la tierra. Nosotros también hablaremos la verdad solo en la medida en que vivamos cada vez más anclados en nuestra verdadera identidad y misión en Cristo.

“Entonces le escupieron en la cara y lo golpearon; y algunos lo abofetearon” Mt 26,67


Mi amor propio está enraizado en los profundos deseos de ser querido, aceptado, afirmado, reconocido, amado, pero Cristo fue golpeado, abofeteado, escupido ... rechazado, humillado, ignorado, abandonado, traicionado ... Para ser un MOC y MC, estos deseos profundos deben morir en nosotros y esta crucifixión solo puede ser hecha por Cristo, por lo tanto, debemos COMENZAR por esta gracia y la recibiremos.

 

"Misión de los 12"  Diario de una MDC 30/1/18

Pequeña mía, te he elegido para dar fruto para el Reino de Dios en la tierra. La misión no es fácil, porque los caminos de Dios nunca son los caminos del mundo. Todos los elegidos por Dios para cumplir Su plan en la tierra son odiados por algunos, rechazados por otros, maltratados, perseguidos, porque vine a la tierra para enfrentar a unos contra otros, porque los caminos de Dios nunca serán aceptados ni apreciados por aquellos que viven para las cosas de este mundo. Dios te ha pedido que le traigas almas víctimas. Un alma víctima debe fijar sus ojos en Cristo, debe desear con todo su ser hacerse uno con su Maestro, debe estar dispuesta a aprender de Él e imitarlo. Debe estar dispuesta a luchar contra todos sus deseos desordenados. Esto requiere ciertas disciplinas para mis discípulos:

 

1) “No os procureis oro, ni plata, ni monedas en vuestras fajas": Desapegados de las riquezas de este mundo, confiando en que Dios proveerá.

 

2) “Ni alforja para el camino”: Mis discípulos deben permitir que Mi espíritu los separe de todos los apegos desordenados (mi Señor, ¿cómo sabemos lo que es un apego desordenado?) Cualquier cosa que debilite tu deseo por Mí, que te distraiga de amarme, que aparte tu mirada de Mí.

 

3) “Ni dos túnicas”: Mis discípulos deben vivir con sencillez, pobres, nunca con excesos, como lo hice Yo.

 

4) “Ni sandalias”: Una vida dedicada al amor sacrificial, la penitencia, la renuncia.

 

5) “Ni bastón”:  Mis discípulos se apoyan en Mí; Me convierto en su apoyo; Yo los guío.

 

  Mis discípulos llevan Mi yugo, el madero de la Cruz, unidos a Mí. Yo soy su Todo. Mis discípulos son hombres y mujeres consumidos en amor y deseo por Mí. Eligen vivir esta forma de vida por amor a Mí y por el deseo ardiente de hacerse perfectos, que es convertirse en Amor.  Solo de esta manera Mis discípulos reflejarán el rostro y la luz de Dios en el mundo. Estas son mis almas víctimas que poseen el poder de Dios en la tierra.

1. Examen de conciencia🔗 a través del Camino sencillo a la unión con Dios; ¿Estoy viviendo el amor de Cristo en mi vida diaria?

2. Reza la letanía de la humildad – Camino Sencillo p.450

Amor Crucificado

Comunidad Católica